Leonor, la heredera más joven de Europa y menos pública

Tras la abdicación de su abuelo, la primera hija de Felipe y Letizia pasa a ser, con ocho años, Princesa de Asturias.

Lo más popular

El Príncipe tenía once años cuando presidió su primera entrega de los Premios Príncipe de Asturias. Su hija, la infanta Leonor, lo hará, posiblemente, en octubre, con ocho. Desde hoy, la vida de esta pequeña rubia de ojos azules da un cambio radical; a partir de la abdicación de su abuelo, el Rey Don Juan Carlos, ella pasa a ser la Princesa de Asturias.

Leonor es una niña feliz. Sus padres se han encargado de intentar proteger su intimidad lo máximo posible. Acude cada mañana al Colegio Santa María de los Rosales, donde estudia tercero de Primaria. Habla inglés y francés, asignaturas obligatorias en el colegio y que refuerza en casa gracias a una cuidadora inglesa que comparte con su hermana, la infanta Sofía. Como extra escolares hace ballet, también dentro del centro escolar.

Publicidad

Hace apenas un mes, Leonor acudía con sus padres a su primer acto oficial, el XXV aniversario de la jura de bandera de don Felipe en la Academia de San Javier. Entonces, la pequeña se mostró seria, tranquila y se portó, junto con su hermana, de maravilla.

En cuanto al carácter la propia Reina ha asegurado en alguna ocasión que se parece a su padre, don Felipe. Observadora y tranquila, doña Sofía afirma que es de sus cuatro nietas la más tranquila. La niña está muy unida a su abuela paterna, pero también a la materna, Paloma Rocasolano, con la que se quedan cuando sus padres se encuentran fuera.

Lo más popular

Finalizada la secundaria, se prevé que reciba formación militar y que estudie en el extranjero como hizo su padre.

Come de todo, ya que no puede hacer excepciones por lo que le puede tocar en el futuro. No se va a la cama más tarde las nueve y cena con sus padres siempre que están en casa.

La nueva Princesa de Asturias es, en definitiva, una niña de ocho años.