Cristina se exilia a vivir a Suiza con sus hijos y sin Iñaki

Un año después de su regreso a Barcelona después de tres en Estados Unidos, la infanta Cristina se marcha de nuevo de España y se va a vivir a Ginebra (Suiza) con sus hijos. Su marido, Iñaki Urdangarín, no se establecerá con ellos, pero no por una crisis del matrimonio: irá y vendrá para seguir de cerca su defensa en el Caso Nóos. Si en 2009 los duques de Palma se marcharon a Washington por una oferta laboral de él, en esta ocasión el traslado es por un nuevo trabajo dentro de la Fundación La Caixa que desempeñará la hija de los Reyes en Suiza.

Lo más popular

La estancia de la infanta Cristina en España toca a su fin, no así la de su marido, Iñaki Urdangarín, que se queda en Barcelona. La hija de los Reyes y su esposo regresaron a Barcelona hace justamente un año tras haber pasado tres en Washington, donde el duque de Palma respondió a una millonaria oferta laboral de Telefónica que llevó a su familia a Estados Unidos. Las cosas no han ido aquí como ellos esperaban y, como si algo tiene claro Cristina es que apoya a su marido por encima de todo, sólo doce meses después vuelven a marcharse.

Publicidad

En esta ocasión la nueva aventura que Cristina iniciará, en este caso sin su marido, comenzará a finales de este mes de agosto en Ginebra, Suiza, y ha llegado debido a que ha aceptado la oportunidad que le ha ofrecido su actual empresa, la Fundación La Caixa, para gestionar y coordinar los programas del área internacional de este organismo con las diversas agencias de las Naciones Unidas que tienen su sede en Suiza.

Lo más popular

La marcha de la Infanta no presupone en ningún caso una crisis en su matrimonio, ya que su relación sigue tan sólida como siempre. Iñaki irá y vendrá a Suiza y el hecho de que se quede en Barcelona responde a que su imputación en el 'Caso Nóos' le hace tener que mantener un constante y estrecho contacto con su abogado y es mejor que siga en España.

Cristina e Iñaki, que estuvieron a punto de marcharse a vivir a Catar después de la frustrada oferta laboral que recibió el duque para trabajar en la Federación Catarí de balonmano, llevan ya varias semanas buscando casa en Ginebra, donde ya han viajado en varias ocasiones. Lo que ya tienen definitivamente resuelto es el colegio donde estudiarán sus cuatro hijos, a quienes ya han matriculado. Los niños estudiarán en el Liceo Francés de Ginebra, el mismo centro al que acuden en España y donde comenzarán el nuevo curso el 2 de septiembre.

Mientras llega el traslado, los pequeños se encuentran disfrutando unos días con su abuela, la Reina, y sus primos Froilán y Victoria en Mallorca, a donde su madre les acercó el pasado lunes 29 de julio.

El nuevo cambio de residencia de la infanta Cristina es el tercero desde que abandonara junto a su familia Barcelona en 2009. En este caso lo hará acompañada de sus cuatro hijos, que encontrarán en su nuevo país de residencia la tranquilidad que necesitan después de perderla tras su imputación en el 'Caso Nóos' de su padre.

Por su parte, Iñaki Urdangarín también ha visto cómo su vida se ha alterado sobremanera en los dos últimos años debido a sus varios pasos por el juzgado para declarar ante el juez Castro y enfrentar sus argumentos a los de su exsocio, Diego Torres. Precisamente su imputación fue el motivo principal por el que hace meses abandonó su trabajo en Telefónica -para dedicarse por completo a su defensa- y desde entonces se encuentra desempleado. A esto se suma la presión que vive desde la sociedad española, presión que se ha trasladado a otros miembros de la Familia Real.

Otro de los asuntos que Urdangarín tiene pendiente resolver es la venta del hogar familiar de Pedralbes, que tantos quebraderos de cabeza le ha dado por su coste y los millones de euros invertidos en su rehabilitación. Más de siete millones de euros invertidos que actualmente, con la crisis, parecen muy difícil recuperar.

La Fundación La Caixa, donde lleva veinte años trabajando la infanta Cristina, ha hecho el siguiente comunicado sobre su traslado a Suiza:

La Fundación "la Caixa" ha encargado a su directora del Área Internacional, S.A.R. la Infanta  Dña. Cristina, la misión de gestionar y coordinar sus programas con diversas agencias de las Naciones Unidas que tienen su sede en Ginebra.

Asimismo, S.A.R. impulsará nuevos programas de colaboración con las fundaciones de ámbito social y cultural del Aga Khan Development Network, que tienen su sede en la misma ciudad.

Para llevar a cabo esta labor, S.A.R. la Infanta Doña Cristina deberá trasladar su residencia a Ginebra.

S.A.R. la Infanta Doña Cristina se incorporó a la Fundación "la Caixa" en el año 1993. Su primer trabajo consistió en la coordinación de las exposiciones de artes visuales y fotografía organizadas por la entidad. En 1997 fue designada coordinadora del Programa de Cooperación Internacional de la Fundación "la Caixa" y en 2005 fue nombrada directora del Área Social. Cuatro años después asumió la Dirección del Área Internacional, responsabilidad desde la que ha establecido colaboraciones con diferentes organismos internacionales y agencias de Naciones Unidas.