Cristina pagará ''inmediatamente'' los 587.413 € de multa

La situación legal de la infanta Cristina parece que se torna más asequible, ya que en su escrito de acusación el fiscal anticorrupción se acoge a la doctrina Botín para que no se siente en el banquillo de los acusados. Su abogado, Miquel Roca, se ha mostrado satisfecho con la petición del fiscal y ha anunciado que la Infanta pagará ''inmediatamente'' los casi 600.000 euros que le reclaman con un dinero que tiene ella de unas pólizas. Por otra parte, negros nubarrones se ciernen sobre Iñaki Urdangarín pues para él se piden diecinueve años y medio de prisión por su implicación en el 'Caso Nóos'.

Lo más popular

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach ha presentado este martes 9 de diciembre el escrito de acusación del 'Caso Nóos' en el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma con desigual futuro legal para los duques de Palma. Mientras que para la infanta Cristina se acoge a la 'Doctrina Botín' -determina que no puede llevarse a nadie a juicio sin que acuse el ministerio fiscal ni la acusación particular, como en el caso de la hija del rey don Juan Carlos-, para Iñaki Urdangarín pide diecinueve años y medio de cárcel y una multa de 3,5 millones por su supuesta responsabilidad en el 'Caso Nóos', en el que le acusa de ocho delitos.

Publicidad

En su escrito de 572 páginas, el fiscal llega a la conclusión de que doña Cristina, que está imputada por dos delitos fiscales, quedaría en una posición de indefensión y sería tratada de manera desigual en base a una mera sospecha. Horrach explica que "tras meses de afanada investigación, la conclusión que se ha extraído es un raquítico 'pudo conocer' que sitúa a doña Cristina de Borbón en una posición de indefensión", pervirtiéndose así la presunción de inocencia".

Lo más popular

El fiscal cree que los magistrados de la Audiencia mantienen imputada a la Infanta con argumentos raquíticos y suposiciones, al sostener que la hermana del rey Felipe VI supo o amparó "de alguna manera" los delitos fiscales de su esposo, lo que califica como mera conjetura.

El acusador público no reconoce la existencia de una mínima prueba de cargo indiciaria y objetiva de la participación de Cristina de Borbón en los presuntos delitos contra la Hacienda pública atribuidos a Iñaki Urdangarín y carga contra la Audiencia Provincial de Baleares, afirmando que ha realizado "errático paseo interpretativo" al recordar que si hace unos meses imputó a doña Cristina por dos delitos fiscales, en 2012 por los mismos hechos, tanto el juez José Castro como la Audiencia rechazaron encausarla. "Se pasa sin complejos del "desconocimiento" al "debería saber". Del "no tenía por qué conocer" al "pudo conocer", afirma.

Horrach habla también de la participación societaria de la Infanta en Aizoon -la sociedad mercantil que comparte con su marido- para señalar que tampoco hay un mínimo relato indiciario de cooperación con el fraude de su esposo, y recuerda que en nuestro país hay cientos de socios no administradores de empresas defraudadoras inspeccionadas por Hacienda que quedan sin sanción. Es decir, deja en entredicho si la Infanta sabía que Aizoon era una sociedad instrumental creada por Urdangarín para defraudar.

Y a esto añade sobre los dos delitos fiscales que pesan sobre ella: "Si la Infanta 'no tenía por qué conocer' que Aizoon era una sociedad instrumental utilizada por su cónyuge para presuntamente apoderarse de fondos públicos, ¿por qué tenía que conocer que era una sociedad instrumental para defraudar a la Hacienda pública?"...

Por todo esto el fiscal Horrach se muestra contrario a que se abra juicio oral contra la infanta Cristina aunque le pide el pago de una indemnización de 587.413 euros por lucrarse del dinero ilegal logrado por Urdangarin, del que se benefició, aun sin conocer su trama delictiva. El abogado de la hija del rey Juan Carlos, Miquel Roca, se ha mostrado muy satisfecho con el escrito de acusación del fiscal y ha anunciado que la Infanta pagará ''inmediatamente'' el dinero que se le reclama, podría ser incluso antes de Navidad.

La pregunta que se encontraba en el aire, ¿de dónde sacaría la Infanta esa cantidad de dinero?, la ha respondido Roca señalando que lo hará de unas pólizas que tiene ella desde hace años. 

Iñaki, un futuro muy negro
Mientras la fiscalía ve a la Infanta indefensa e implicada a partir de una sospecha, en el caso de su esposo, Iñaki Urdangarín, las cosas son radicalmente opuestas. Pedro Horrach cree que desviaba fondos públicos que recibía sin contraprestación alguna desde el 'Instituto Nóos' para apoderarse de ellos. Urdangarín está acusado de malversar más de seis millones de fondos públicos al Instituto Nóos junto a su socio, Diego Torres, en esta entidad supuestamente sin ánimo de lucro; además de desviar otras partidas millonarias en obras del expresidente de Baleares Jaume Matas en el caso Palma Arena.

Según la fiscalía, Torres y Urdangarín se asociaron en 2002 para crear Nóos, una empresa para la consultoría y la organización de eventos. Mientras el economista era el autor intelectual, el duque de Palma era el gancho ideal para buscar negocios y poner su imagen y relación con la Casa Real como reclamo para lograr honorarios millonarios. El dinero logrado, proveniente de las finanzas públicas, era el que luego desviaban para su lucro personal. Es por ello que se piden 19 años y medio de cárcel para el duque de Palma, Iñaki Urdangarín, y 16 y medio para su exsocio.

Ante el escrito del fiscal, la Casa Real se ha limitado a decir, en la misma línea que en los últimos años, que respetan las decisiones judiciales.