Nuevo varapalo 'real': Admiten a trámite una demanda de paternidad contra el Rey

El Supremo ha admitido la demanda de paternidad contra el rey Juan Carlos proveniente de la belga Ingrid Sartiau. El anterior monarca tiene 20 días para contestar a dicha demanda.

El Pleno de la Sala Civil del Tribunal Supremo ha admitido a trámite la demanda de paternidad dirigida contra el rey Juan Carlos por la ciudadana de origen belga, Ingrid Sartiau. Sin embargo, el Supremo ha rechazado tramitar la demanda planteada por el catalán Alberto Solá Jiménez.

Según el fiscal, en ninguno de los dos casos existen pruebas de que haya relaciones entre el demandado, el anterior jefe del Estado, y las que se identifican como madres biológicas por los demandantes, sin embargo el Supremo ha dado por válida una demanda rechazando la otra.

Publicidad

Ambas demandas llegaron a la Sala Civil a mediados del 2014, tras abdicar don Juan Carlos en su hijo, ahora Felipe VI.

Al ser admitida una de ellas, la formulada por Ingrid Sartiau, el rey saliente Juan Carlos tiene 20 días para contestar la demanda además de tener que personarse en el juzgado a través de un abogado. 

Sartiau solicitó como prueba anticipada la recogida de una muestra de ADN por parte del monarca. Tras ser admitida a trámite su demanda, deberá reiterar la prueba, aunque en última instancia lo decidirá el juez. Don Juan Carlos, por su parte, podría prestarse voluntario a tal prueba, cuyos resultados son altamente fiables.

Lo más popular

En caso de celebrarse una vista oral, ésta podría darse a puerta cerrada si así lo estima la Sala, para proteger la vida privada de los presentes. No estaría en ella el monarca, dado que Sartiau, a no ser que lo solicite ahora que ha sido tramitada, no ha pedido en la demanda su interrogatorio.

El juicio podría tener sentencia antes del próximo verano.

Por su parte, la Casa Real, tras conocer la decisión del Tribunal Supremo, ha expresado, como hace en reiteradas ocasiones, "respeto a la independencia del Poder Judicial".