Felipe viaja a Riad para dar el pésame por la muerte del rey Abdalá

El rey Abdalá fue enterrado el pasado viernes 23 de enero en una ceremonia oficiada según las leyes islámicas. Un día después, Felipe VI viajó a Riad para dar las condolencias al nuevo monarca.

Felipe viajó a Riad, acompañado por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, para presentar las condolencias por el fallecimiento del monarca saudí Abdalá Bin Abdelaziz Al-Saud, que sucedió el pasado viernes, 23 de enero. Tenía 90 años.

 A su llegada a la base aérea de Riad, el Rey fue recibido por el gobernador de la provincia, el Príncipe Turki Bin Abdalá, y el embajador de España en Arabia Saudí, Joaquín Pérez-Villanueva.

Publicidad

Más tarde, se trasladó al recinto de Al-Yamamah, donde tuvo lugar la ceremonia de saludo y presentación de condolencias al nuevo monarca saudí, Salman Bin Abdulaziz, que accedió al trono horas después de la muerte de su hermano.

Felipe ofreció el pésame al rey Salman junto a los mandatarios de distintos países, entre los que se encontraban el rey Guillermo-Alejandro de los Países Bajos, el rey Carlos Gustavo de Suecia, el rey Abdalá de Jordania, el presidente de Francia, François Hollande, el presidente de Egipto, Abdelfatah Al-Sisi, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, y el presidente de la Autoridad Nacional de Palestina, Mahmoud Abbas.

Una vez finalizada la ceremonia, el Rey regresó a España.