Urdangarín no acepta las condiciones para vender el palacete de Pedralbes

El marido de la infanta Cristina ha interpuesto un recurso de reforma con el que se opone a las condiciones en las que el juez José Castro, instructor del 'Caso Nóos', ha autorizado la venta del palacete de Pedralbes en Barcelona.

Lo más popular

Iñaki Urdangarín, esposo de la infanta Cristina y uno de los principales imputados en el 'Caso Nóos', no acepta las condiciones con las que el juez Castro condiciona la venta de su lujosa casa de Barcelona, el conocido popularmente como 'Palacete de Pedralbes', y ha interpuesto un recurso de reforma contra este auto.

Para la venta del lujoso chalet, estipulada en 6,95 millones de euros, el juez señala que con carácter previo a la transacción inmobiliaria, los duques de Palma, como propietarios al cincuenta por ciento de la vivienda, deben comprometerse a ingresar en la cuenta del Juzgado un total de 2,3 millones de euros resultante de cancelar el embargo que pesa sobre la mitad del palacete, correspondiente a Urdangarín.

Publicidad

Esta mitad le fue embargada tras no haber hecho frente el yerno del rey Felipe VI a la fianza civil de 8,2 millones de euros -posteriormente reducida a 6,1 millones- que a finales de 2013 le fue impuesta de forma conjunta con su exsocio en Nóos, Diego Torres.

Castro estableció en su auto que para poder materializar la venta de la casa se debe tener en cuenta el destino que se pretende dar al dinero respetando "que el orden de preferencias conserve el lugar que en la actualidad corresponde a este Juzgado".

Lo más popular

El juez instructor, en una providencia dictada este martes 10 de febrero, daba traslado de la impugnación de Urdangarín a la Fiscalía Anticorrupción y al resto de partes para que se pronuncien al respecto.

Por otra parte, José Castro ha elevado a la Audiencia Provincial de Baleares el recurso de Diego Torres contra la decisión de limitar a 98.360 euros el dinero que ya le ha sido concedido de los fondos que le fueron intervenidos en una cuenta de Luxemburgo. El juez rechazó que le fuese remitido más dinero del que ya le ha sido entregado.