Juan Carlos I recurre la demanda de paternidad de una belga

Los abogados del rey Juan Carlos han presentado un recurso en el Tribunal Supremo para que retire su decisión de admitir a trámite la demanda de paternidad interpuesta por la belga Ingrid Sartiau.

Ingrid Sartiau es una ciudadana belga que asegura ser hija del rey Juan Carlos, fruto de una relación entre su madre y él durante unas vacaciones en la Costa del Sol en 1965. El pasado mes de enero su demanda de paternidad fue admitida a trámite por el Tribunal Supremo y ahora los abogados del monarca han presentado un recurso acompañado de una serie de documentos que cuestionan la versión de Sartiau.

Publicidad

Fue en 2012 cuando esta mujer belga conoció por boca de su madre, Liliane Ghislaine Sartiau, que podría ser hija del rey Juan Carlos. Según Liliane, ella y el rey se conocieron en los años 50 y una década después volvieron a coincidir en Marbella, donde vivieron tres días de pasión. 

Liliane contó también que no supo que su amante era por aquel entonces príncipe hasta que se lo comentó el conserje del hotel en el que ambos se hospedaban. Nunca más volvieron a verse y no le reveló a su hija la identidad de su padre porque "no quería desgastar a la monarquía y creo que quiso protegerme y que sigue enamorada de él".

Lo más popular

Sin embargo, podría haber ciertas contradicciones en el testimonio de Ingrid Sartiau en sus últimas apariciones públicas con el acta notarial que presentaron sus abogados con la demanda de paternidad. Por ejemplo, no aporta datos concretos como el nombre de hotel de la Costa del Sol en el que se produjo el supuesto encuentro entre su madre y el monarca. Por esta razón, la defensa del rey Juan Carlos ha decidido recurrir la admisión a trámite de la misma.

Por su parte, los abogados de Sartiau también han recurrido la resolución del Tribunal Supremo, al que piden una respuesta sobre la posibilidad de realizar la prueba de ADN anticipada que solicitaron.