El Rey quita el título de duquesa de Palma a su hermana

Felipe VI ha hecho un 'regalo' envenenado a doña Cristina por su 50 cumpleaños decidiendo quitarle el título de duquesa. Fuentes de Zarzuela aseguran que doña Cristina se enteró por una filtración de que el Rey había decidido revocarle el título y reaccionó enviando su renuncia en una carta que llegaba a Palacio por fax a las 22.35 horas de este jueves, sólo cinco minutos antes de que la noticia se hiciese pública. El abogado de la Infanta, sin embargo, insiste en que fue ella la que decidió pedirlo a través de una carta fechada el 1 de junio.

Lo más popular

Cuando se está a punto de cumplir el primer aniversario de la llegada de Felipe VI al trono, el próximo 19 de junio, el monarca ha tomado una decisión de gran trascendencia que afecta a la institución pero sobre todo en lo familiar: ha revocado el título de duquesa de Palma a su hermana Cristina.

Aunque se ha publicado que ha sido la Infanta quien ha renunciado al título, fuentes de Zarzuela explican que la decicisión la ha tomado don Felipe recientemente, pero que una filtración ha hecho que doña Cristina se enterase antes de que se hiciera pública. La Infanta reaccionaba enviando una carta de renuncia, un fax que llegó a Zarzuela a las 22.35 horas de este jueves 11 de junio, sólo cinco minutos antes de que se hiciese pública la noticia.

Publicidad

La decisión de Felipe VI ha provocado en la esposa de Iñaki Urdangarín "un gran disgusto en lo personal", según ha contado el abogado de doña Cristina, Miquel Roca, que también ha señalado que a la hermana del monarca "le da mucha pena" que finalmente haya perdido el ducado.

Pese a la carta que la hija mediana de los reyes Juan Carlos y Sofía ha hecho llegar a Zarzuela, lo cierto es que no puede renunciar al título de duquesa -otra cosa son sus derechos dinásticos-, ya que esto es una prerrogativa del Rey.

Lo más popular

Una carta 'tardía'
Que la decisión de quitarle el ducado ha sido tomada en exclusiva por don Felipe y no a petición de la Infanta queda demostrado porque al ser un decreto y tener que ser publicado en el Boletín Oficial del Estado debe estar firmado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que como poco tuvo que estampar su rúbrica en el documento el pasado viernes... y la Infanta hizo llegar la carta a Palacio este jueves.

El abogado de la infanta Cristina, sin embargo, insiste en que ella escribió la carta con fecha el 1 de junio.

Una sorpresa mayúscula
A las 22.40 horas de este jueves 11 de junio, la Casa Real emitía un comunicado que ha sido una sorpresa mayúscula para todos. En él informa que "el Boletín Oficial del Estado publicará mañana un Real Decreto por el cual Su Majestad el Rey revoca el uso del título de Duquesa de Palma de Mallorca en favor de Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina, que le fue conferido mediante el Real Decreto 1502/1997 de 26 de septiembre".

El texto es el siguiente:

''Real Decreto 470/2015, de 11 de junio, por el que se revoca la atribución a Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina de la facultad de usar el título de Duquesa de Palma de Mallorca

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 6 del Real Decreto 1368/1987, de 6 de noviembre, sobre régimen de títulos, tratamientos y honores de la Familia Real y de los Regentes, he resuelto revocar la atribución a Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina de la facultad de usar el título de Duquesa de Palma de Mallorca, que le fue conferida mediante Real Decreto 1502/1997, de 26 de septiembre.

Así lo dispongo por el presente Real Decreto.

Dado en Madrid, el 11 de junio de 2015

Felipe, Rey, El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy Brey''.

La decisión de don Felipe se conoció poco después de que llegase de presidir un acto en Cartagena (foto inferior) y sólo ocho días antes de que se cumpla un año de su proclamación como Rey, el 19 de junio. También coincide con el cumpleaños de la infanta Cristina, que el sábado alcanza los 50 años. 

Publicidad

La noticia, que se ha convertido rápidamente en Trending Topic en Twitter, ha sido aplaudida en las redes sociales. El Rey parece tener presente así su compromiso durante su discurso de proclamación de hacer más ejemplar a la institución. Él era el único que podía retirar el título nobiliario a su hermana y finalmente ha tomado la difícil decisión en la que ha pesado más su condición de Rey que de hermano.

La Casa Real no se ha pronunciado sobre el por qué de la decisión de don Felipe ahora y simplemente se ha limitado a compartir el texto del Boletín Oficial del Estado. Queda ahora ver si, tras la decisión del Rey, doña Cristina finalmente accede a renunciar a sus derechos dinásticos, como ya le pidieron su padre, don Juan Carlos, y su hermano. Sin embargo, ella siempre se ha negado porque considera que renunciar supone un reconocimiento de culpa. Doña Cristina, por tanto, seguirá siendo Infanta.  

Lo más popular

Desde el momento en que se haga público en el BOE, ni la Infanta ni su marido podrán hacer uso del título de duques de Palma, que les fue otorgado por el rey Juan Carlos en octubre de 1997, cuando contrajeron matrimonio en Barcelona.

El panorama ha cambiado mucho desde entonces. Iñaki y Cristina se enfrentarán próximamente al juicio, cuya fecha se sabrá en unos días, por el caso Nóos en el que ambos están imputados, ella por delito fiscal.

La relación de Felipe y Cristina, que además de hermanos eran grandes amigos, cambió completamente tras la imputación de Iñaki primero y de la Infanta después. El actual Rey, muy comprometido con la Corona, ha evitado en los últimos años coincidir con su hermana -que junto con doña Elena dejó de formar parte de la Familia Real en junio del año pasado- en todo tipo de actos, incluso durante las vacaciones en Palma de Mallorca. 

La última vez que pudimos ver a la infanta Cristina fue el pasado lunes en el funeral por Kardam de Bulgaria, en Los Jerónimos, Madrid, a donde precisamente sí acudió don Felipe. Días antes, el 20 de mayo, doña Cristina también había estado felicitando en persona a su sobrina, la infanta Leonor, con motivo de su Primera Comunión, lo que parecía un acercamiento entre ambos hermanos. Sin embargo, ni los Reyes ni sus hijas acudieron a la Comunión de Irene Urdangarín, a principios de mayo.