La infanta Cristina se gasta en su cumpleaños 6.000 euros y por fin vende Pedralbes

La hermana del Rey celebró su cumpleaños el pasado sábado en Ginebra y no escatimó en los gastos. También es noticia la que fuera duquesa de Palma por haber vendido, por fin, la casa de Pedralbes, por casi siete millones de euros.

La infanta Cristina, que continúa con su día a día después de que el rey Felipe VI le haya revocado el título de Duquesa de Palma a raíz del Caso Nóos, no escatimó en lujos a la hora de celebrar su 50 cumpleaños. La decisión de su hermano fue un 'regalo envenenado', sin embargo, nada empañó su festejo el pasado 13 de junio.

Según informa "El programa de Ana Rosa", de Telecinco, la hermana del Rey se habría gastado hasta 6.000 euros en su fiesta, y es que debió pensar que el medio siglo no se cumple todos los días.

Publicidad

El cumpleaños, en el que habría estado la reina Sofía, ya que viajó hasta Ginebra, Suiza, para ver a su hija pequeña, se celebró en un restaurante de lujo con una estrella Michelín de la capital suiza. En total fueron 25 los invitados de la infanta Cristina los que degustaron una carta de cocina de autor cuyo precio, por cubierto, no baja de los 200 euros.

El menú, de primero, tenía tartar de salmón, ensalada o raviolis, de segundo, a elegir, entrecot de buey, solomillo de buey, filete de bacalao o lubina. La celebración duró cinco horas ya que tras la cena llegó la sobremesa y después hubo una fiesta.

Lo más popular

Aunque Felipe VI ha marcado las distancias con su hermana tras verse envuelta en problemas con la justicia, parece que a la infanta Cristina, tras celebrar su aniversario, le ha llegado un buen regalo: vender la casa de Pedralbes.

El matrimonio Urdangarín, que ha pisado la Ciudad Condal estos días para llevar a cabo su venta, por fin se ha desprendido de la propiedad, en Barcelona, por 6,9 millones de euros (de ellos hay que descontar 4,5 millones de la hipoteca). Con el restante, la hija de don Juan Carlos y doña Sofía podrá hacer frente a las fianzas impuestas por el juez José Castro.