La infanta Cristina tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados

La Audiencia de Palma ha determinado que la hermana del Rey se siente en el banquillo de los acusados rechazando así la petición de sus abogados, que confiaban en que antes del juicio se resolviese si se le aplica la 'doctrina Botín'.

La infanta Cristina tendrá que responder ante el juez de los dos delitos fiscales de los que se le acusa dentro del Caso Nóos. Sus abogados confiaban en que antes de la vista se decidiese si se le aplicaba la doctrina Botín pero finalmente la Audiencia Provincial de Palma ha rechazado la petición de los letrados.

La doctrina Botín se aplica cuando ni la Fiscalía ni el perjudicado por el delito acusan, como es el caso de la Infanta, que está sólo acusada por la acción popular (Manos Limpias). Si se le aplicase esta doctrina, impediría que fuese juzgada.

Publicidad

Sin embargo, la Audiencia Provincial de Palma ha decidido que el hecho de que se le aplique o no la doctrina Botín se decidirá al inicio del juicio, por lo que la Infanta tendrá que acudir como acusada y sentarse al menos los primeros días en el banquillo.