La reina Sofía, premiada en Nueva York

Doña Sofía, que ha sido propuesta para recibir el Premio Nobel de la Paz, es muy apreciada fuera de nuestras fronteras y ha recibido un galardón por su labor e interés en la conservación de monumentos históricos. La reina emérita viajó hasta Nueva York, lugar donde se celebraba la entrega, para recoger el galardón y dar un bonito discurso.

Lo más popular

La reina Sofía ha viajado a Nueva York para recibir el premio ''Adriano'' de la mano de la asociación sin ánimo de lucro ''World Monuments Fund''. La razón por la que se le ha dado este galardón es por su apoyo a la preservación y difusión de la herencia cultural de España e Iberoamérica. 

Doña Sofía llegó muy elegante al restaurante neoyorquino Cipriani, lugar donde se realizó esta gala de premios, apostó por la clásica combinación blanco y negro con una chaqueta blanca de seda y una falda negra de tul de forma acampanada. Según la Casa Real, los organizadores de este evento han destacado ''su interés en el fomento de la innovación en este campo y su contribución en la revitalización de la identidad cultural de las comunidades iberoamericanas''.

Publicidad

Este galardón le hizo mucha ilusión a la madre de Felipe VI, pues las palabras de su discurso así lo demostraron. En primer lugar expuso: "Creo de veras que la herencia cultural desempeña un papel en el desarrollo y que ambos conceptos van de la mano". Apuesta por la protección absoluta de todos los monumentos históricos, pues éstos ''nos recuerdan nuestro pasado, son un símbolo de lo conseguido por nuestros antepasados, sus creencias y valores''. Esta conservación de nuestro pasado ''puede ayudar a mirar más allá de nuestras diferencias y a reconocer nuestro pasado común''. Concluyó sentenciando que ''el legado cultural tiene un importante papel para el desarrollo'' y lamentándose de la destrucción de lugares históricos a causa de conflictos bélicos.

Lo más popular

Desde que Felipe VI subió al trono, la reina emérita ha seguido con una agenda oficial llena de actos públicos y oficiales, a diferencia de don Juan Carlos, que ahora lleva una vida mucho más retirada y tranquila. Sofía acudió sin compañía a esta entrega de galardones, donde pudo expresar su opinión y conocimientos acerca de la importante albor de preservar todo aquello que contiene un pedacito de historia de cada país.