Noticia de impacto: La infanta Cristina sí será juzgada

La hermana del Rey, finalmente, se sentará en el banquillo tras no conseguir que se le aplique la doctrina Botín.

La infanta Cristina ha perdido su última oportunidad de librarse del banquillo. Finalmente, será juzgada dentro del entramado del Caso Nóos al rechazar la Audiencia Provincial de Baleares aplicar la doctrina Botín según un auto dictado este viernes 29 de enero. Desoyendo los argumentos del fiscal Anticorrupción, Cristina se sentará, por tanto, en el banquillo de los acusados para ser juzgada como cooperadora de dos delitos fiscales cometidos por su marido, Iñaki Urdangarín. El sindicato Manos Limpias, que ejerce la acción popular, pide para ella ocho años de prisión.

Publicidad

La doctrina Botín, que data de 2007 cuando se aplicó a Emilio Botín, el fallecido presidente del Banco Santander, se basa en que no se abriría juicio tratándose sólo de la acusación popular sin que exista acusación por parte de la Fiscalía o de la Abogacía del Estado, aunque finalmente no se ha tenido en cuenta. Por ello, el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach había solicitado que se decretase la falta de legitimación para el jucio oral contra doña Cristina y contra Ana María Tejeiro, mujer de Diego Torres, argumentando que su situación se debía a una infracción administrativa pero no a un delito, como dijo en la apertura del juicio el pasado 11 de enero.

Lo cierto es que a la Infanta se la acumulan las malas noticias, ya que el Ayuntamiento de La Bañeza, en León, acaba de retirarle el título de Hija Adoptiva tras un acuerdo por unanimidad de todo el pleno. La hermana de Felipe VI pierde así este título que le concedieron en 1995.