La defensa de Urdangarin se complica por tres presuntos nuevos delitos

Mientras el sobrino de Iñaki Urdangarín, Jan Gui, declaraba este sábado 19 de enero en Palma ante el juez que él se limitó a hacer de "mensajero" en Aizoon, la Agencia Tributaria  documentaba tres nuevos presuntos delitos contra Hacienda que requerirán una nueva declaración del duque de Palma.

Lo más popular

La defensa de Iñaki Urdangarín de su imputación en el 'caso Noos' se complica cada día más, una vez que van apareciendo nuevos datos que apuntan hacia otros presuntos delitos que se pueden añadir a la causa y la declaración como imputado de Joaquim Boixareu, otrora su amigo, que certifica que creó la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FCDIS) de niños discapacitados por petición expresa del duque.

Publicidad

Los últimos, documentados por la Agencia Tributaria, se refieren a los fraudes posiblemente cometidos contra Hacienda por Urdangarín en los ejercicios 2007 y 2008 al haber dejado de declarar ingresos superiores a 120.000 euros en su IRPF. Por este motivo, la Fiscalía Anticorrupción ha pedido al juez instructor del caso, José Castro, que cite nuevamente al duque de Palma para interrogarle sobre estos nuevos delitos, que se suman a los otros que ya pesan sobre él: malversación de caudales públicos, prevaricación, falsedad y fraude a la administración.

Lo más popular

Hacienda informó a Anticorrupción de su dictamen el pasado viernes. Y el sábado el fiscal libró al juez su nueva acusación. En el dossier remitido al juez por la delegación especial en Cataluña de la Agencia Tributaria (la trama de Noos está radicada en Barcelona) se documenta la existencia de los tres nuevos posibles, de los que deben "depurarse las presuntas responsabilidades criminales", según el fiscal. Y cuanto antes, porque prescriben en julio de 2013.

Además, sobre Urdangarín gravita un posible blanqueo de capitales debido a cuentas que se le han descubierto en Suiza a través de testaferros (240.000 euros sin declarar en el impuesto de sociedades de 2007). El juez José Castro decidirá en los próximos días si, tras estos nuevos datos, eleva la fianza civil de 8,1 millones de euros que le reclama el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach. Las pesquisas apunta a que el duque de Palma participó o intervino en ganancias ilícitas, operaciones ficticias, cobros en sociedades instrumentales y declaraciones fiscales manipuladas.

Para complicar aún más las cosas a Urdangarín, el que fue su gran amigo Joaquim Boixareu, creador de la fundación de niños discapacitados que supuestamente usó el yerno del Rey para evadir capitales, confesó también el sábado ante el juez que puso en marcha esa institución a petición expresa del duque de Palma e, incluso, el propio marido de la infanta Cristina le explicó que él no podía aparecer formalmente al frente de una nueva fundación sin ánimo de lucro. Boixareu dio entender que su papel en la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FCDIS) era de mero hombre de paja.

Paralelamente, Jan Gui Urdangarín, sobrino del Duque de Palma, declaraba este sábado en calidad de testigo ante el juez Castro que él se limitó a hacer de "mensajero" mientras trabajaba para Aizoon. A las preguntas de cómo, y para qué se contrataron en nombre de Nóos a una serie de trabajadoras, que, en principio, tenían que buscar información en Internet o hacer encuestas de marketing, contestó que se limitaba a entregar los sobres, sin saber el contenido de los mismos ni abrirlos.

La Fiscalía Anticorrupción sospecha que Nóos pudo simular la contratación de trabajadores ficticios para conseguir beneficios fiscales por aumento de plantilla, en forma de descuentos en el pago del impuesto de sociedades.