Iñaki Urdangarin puede destinar 72.600 euros de la fianza a pagar a su abogado

​El juez Castro ha liberado esta cantidad para que el marido de la Infanta Cristina abone los honorarios de su defensa.

Lo más popular

Iñaki Urdangarin podrá usar parte de la fianza depositada en el juzgado para abonar los honorarios de su defensa. El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha autorizado el pago de 72.600 euros al abogado del esposo de la infanta Cristina, Mario Pascual Vives, con cargo a dicha fianza.

Cabe recordar que el caso Nóos se acabó de juzgar el mes pasado en la Audiencia de Palma y aún está pendiente de sentencia. Pero en el marco de la pieza separada de responsabilidad civil ligada al caso, Castro ha accedido a la solicitud del letrado de Urdangarin.

Publicidad

Las cantidades depositadas por el marido de la infanta en concepto de fianza de responsabilidad civil en el juzgado de Palma son fruto de la venta del palacete de Pedralbes, el chalé en el que residía la pareja junto a sus hijos: Juan, Pablo, Miguel e Irene, en Barcelona, según un auto que ha hecho público este viernes el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Lo más popular

El pasado mes de junio, el abogado del cuñado del Rey destacó la voluntad de Urdangarín de compensar a los principales perjudicados y resaltó que haya depositado en el juzgado de instrucción casi 1,2 millones de euros.

Esta cantidad es prácticamente la mitad del dinero que recibieron los ex duques de Palma con la venta del chalé de Pedralbes, por el que obtuvieron 2,3 millones de euros para el matrimonio. Sin embargo, la fianza fijada por el juez Castro para Iñaki Urdangarin asciende a 13,6 millones de euros.

El juez Castro trasladó la solicitud de Pascual Vives a las acusaciones personadas en el proceso, que no se han pronunciado, y ahora la ha aceptado y ha ordenado la transferencia de los 72.600 euros para hacer frente al pago por sus servicios profesionales. Aunque el magistrado espera que el juzgado no termine convirtiéndose en el administrador de la fianza de Urdangarin.

El marido de la infanta Cristina se enfrenta a una petición de cárcel de 19,5 años por parte de la Fiscalía y de 26,5 años de la acusación popular de Manos Limpias por tráfico de influencias, malversación, fraude, estafa, blanqueo de capitales y otros delitos.