Diego Torres: "Urdangarín no quería ser un florero"

El exsocio del duque de Palma en la Fundación Nóos afirmó en su última declaración ante el juez Castro, el sábado 15 de febrero, que la Casa del Rey a través de su asesor externo, el conde de Fontao, sólo pidió al marido de la infanta Cristina que simulara estar fuera de Nóos. Por otra parte, el yerno del Rey se resistía a abandonar sus negocios en la institución sin ánimo de lucro.

Lo más popular

Diego Torres, el exsocio de Iñaki Urdangarín en el Instituto Nóos declaró la pasada semana por segunda vez ante el juez José Castro, instructor del caso Nóos, y este viernes se ha entregado la transcripción literal a los abogados de las partes en un documento que consta de 138 páginas. Precisamente este sábado el marido de la infanta Cristina y yerno del Rey declara por segunda vez ante el magistrado a las 9.30 horas en el juzgado de Palma de Mallorca.

Publicidad

Así hemos conocido, según la versión de Torres, que Iñaki Urdangarín no encajó bien la petición que la Casa Real le hizo en 2006 a través de su asesor externo José Manuel Romero, conde de Fontao, por la que le instaban a abandonar Nóos y que se resistió a abandonar sus responsabilidades en la institución afirmando que para el duque de Palma era "muy duro y muy difícil de aceptar"... y explicaba que en realidad lo que el 'enviado' de la Casa Real trasladó a Urdangarín no fueron más que unas recomendaciones y que se trataba de 'cubrir las apariencias'.

Lo más popular

El propio Juez Torres hizo la siguiente reflexión sobre el papel de Urdangarín en Nóos a partir de la 'petición real' de esta manera: "Urdangarin podía hacer lo que le viniera en gana, siempre y cuando no figurara en los órganos de administración". A lo que Torres contestó: "En esencia, lo que el señor Romero le vino a decir era así". Y añadía posteriormente que el duque "seguía siendo quien tomaba la mayoría de decisiones".

Diego Torres también declaró ante el juez que en el mesanje que la Casa Real trasladó al marido de doña Cristina al pedirle que abandonara Nóos era que "ya le conseguirían Consejos de Administración y que por lo tanto la parte económica la tendría resuelta".... pero el duque de Palma "no quería ser un florero y lo que quería es poder tener un desarrollo profesional".

Por otra parte, el fiscal anticorrupción que interrogó a Diego Torres, Pedro Horrach, hizo referencia al supuesto precio millonario que habría exigido al yerno del Rey para llegar a un acuerdo económico, extrajudicial, por el que él asumiría toda la responsabilidad en el 'Caso Nóos', algo que negó afirmando "¡Ultrajante! Definitivamente no... Es mentira, absolutamente mentira”... y posteriormente acusó veladamente al entorno de Urdangarín de haberle ofrecido un pacto. Y lo hizo con estas palabras: "Lo que si sé es que ha habido personas que se han acercado, a mi abogado, incluso a mí, a hacernos ofertas de este tipo. A mí se me ha ofrecido trabajo y que se me remuneren los honorarios de mi abogado, que no podré pagar en el futuro, a cambio de asumir mayores cuotas de responsabilidad".

Torres no quiso desvelar en un primer momento quién le hizo el ofrecimiento: "Desgraciadamente a mi me gusta aportar documentos, y esto se me ha dicho verbalmente, pero es absolutamente cierto"... pero luego añadió tras la insistencia del fiscal: "el señor Mario Pascual (abogado de Iñaki Urdangarín) aquí presente es uno de los que ha hecho, es el que me ha hecho personalmente esta propuesta y yo le he dicho que no, de ninguna manera"... Tras la declaración, Mario Pascual Vives negó haberle hecho ninguna propuesta.