Los Príncipes confraternizan con el resto de herederos europeos

Los Príncipes de Asturias se desplazaron a la localidad de Apeldoorn (Países Bajos) para participar este sábado 2 de marzo en un encuentro con los herederos europeos de Bélgica, Noruega, Dinamarca, Luxemburgo y Suecia invitados por Guillermo y Máxima de Holanda.

Lo más popular

Los Príncipes de Asturias, invitados por el príncipe de Oranje y la princesa Máxima de Holanda, asistieron este sábado a un encuentro privado en Apeldoorn (Países Bajos) con otros príncipes y princesas herederos europeos.

La reunión tuvo lugar en Het Oude Loo, el viejo castillo construido sobre un antiguo pabellón de caza que se utiliza como residencia campestre de la familia real y sus invitados en la localidad holandesa a unos 100 km al sureste de Ámsterdam, donde Felipe y Letizia se encontraron, además de con los anfitriones Guillermo y Máxima de Holanda, con los príncipes Felipe y Matilde de Bélgica, el príncipe Haakon de Noruega, los príncipes Victoria y Daniel de Suecia, la princesa Mary de Dinamarca y los grandes duques Guillermo y Stephanie de Luxemburgo.

Publicidad

La reunión fue convocada por los príncipes Guillermo y Máxima para estrechar lazos y afianzar las relaciones antes de que el heredero holandés sea coronado rey de los Países Bajos el próximo 30 de abril.

Estuvieron ausentes en esta cita el marido de Mary de Dinamarca, Federico, que dejó a su mujer ir sola porque este domingo tenía que participar en la competición de esquí de fondo de la popular carrera de Vasa, en Suecia, así como la esposa de Haakon, Mette-Marit, que, aunque se desconocen los motivos de su ausencia, también es conocida su prioridad por estar con sus hijos todos los fines de semana que puede y le dejan libres los actos oficiales.

Lo más popular

Felipe y Letizia eligieron para la ocasión atuendos muy cómodos y lejanos del protocolo, acorde con la reunión informal que mantuvieron y que no figuraba en las agendas oficiales de las diferentes casas reales. El Príncipe simultaneó varios colores en la chaqueta (verde), pantalones (marrones), rebeca (gris) y camisa (azul claro), mientras que la Princesa lució un abrigo tres cuartos azul, pantalón negro y un jersey burdeos.  

La pequeña localidad de Apeldoorn se hizo mundialmente conocida hace casi cuatro años, cuando el 30 de abril, Día de la Reina en honor a Beatriz, sufrió un atentado del que todos los miembros de familia real salieron ilesos, pero que se cobró la vida de seis personas y otras once resultaron heridas. La reina Beatriz y sus hijos acudían a celebrar los actos oficiales de la Fiesta Nacional holandesa cuando un hombre lanzó su automóvil a toda velocidad contra la caravana real y finalmente acabó embistiendo al público que presenciaba el desfile en la calle. El conductor, que fue detenido, murió al día siguiente a causa del choque.

El castillo Het Oude Loo, monumento nacional desde 1968 y propiedad del Estado, es una mansión que Guillermo III de Inglaterra ordenó edificar en 1685 a partir de un antiguo refugio de caza de los duques de Güeldres. Esta finca, que la reina Beatriz alquila para sus estancias y las de sus invitados, se convirtió con el tiempo en la residencia campestre favorita de la familia real holandesa durante casi tres siglos.