La infanta Elena pone por fin sus asuntos en regla

El conde de Fontao, asesor del Rey, desveló al juez Castro que investiga el 'caso Noos' que la infanta Elena fue requerida, al igual que Urdangarín, a que cesara su actividad en una sociedad de su propiedad, Global Cinoscéfalos, creada junto a su secretario Carlos García Revenga y el hermano de éste, y que aún sigue existiendo.

Lo más popular

El conde de Fontao, asesor del Rey, levantó las alarmas. Sin que nadie le preguntara al respecto, el conde desveló mientras declaraba ante el juez Castro como testigo por el 'caso Noos' hace unos días que Iñaki Urdangarín fue requerido para que cesara en sus actividades empresariales "igual que se le pidió a la infanta Elena en relación con una sociedad que tenía". Esta empresa Global Cinoscéfalos, creada por la infanta junto a su secretario Carlos García Revenga y el hermano de éste, Javier, se formó en julio de 2008 y sólo mantuvo su actividad ocho meses. Hasta que la inesperada intervención del asesor real ha descubierto que la misma sociedad sigue existiendo.

Publicidad

Fuentes de la Casa Real han informado a DIEZ MINUTOS que aunque en 2008 se ordenó la desaparición de la citada sociedad, las gestiones emprendidas desde distintos departamentos próximos a la Infanta se cruzaron entre sí y finalmente el proceso no se concluyó, por lo que, para sorpresa de propios y extraños, seguía existiendo.

Telecinco puso de manifiesto esta semana a raíz de las recientes declaraciones del conde de Fontao, el pasado lunes 18, que esa sociedad seguía funcionando. Las fuentes consultadas por DIEZ MINUTOS señalan que ahora la disolución está tramitada formalmente y que depende de la burocracia. También matizan que no mantenía actividad empresarial y mucho menos que a través de ella se canalizara el pago de la pensión de Jaime de Marichalar a la Infanta tras su separación.

Lo más popular

En relación con la multa que debió pagar la sociedad hace unos meses, Javier Ayuso, portavoz de la Casa Real, explicó en su momento que no fue porque ''no quisiera atender sus obligaciones fiscales, sino porque todo, aparentemente, había quedado resuelto y cerrado en 2007. La sociedad nunca se liquidó. Cometimos un error. Los abogados de la Infanta dieron por hecho que el departamento jurídico de la Casa Real se encargaría de los trámites legales pertinentes (...) y este departamento pensó que quienes se encargarían de hacerlo eran los asesores legales de la infanta Elena, pero nadie lo hizo''.

Por otra parte, la baja del Rey tras su operación y la actualidad del caso Noos hacen prever que la presencia de la Familia Real en Palma con motivo de la Semana Santa será escasa. Fuentes de la Casa Real garantizan que algún miembro de la familia estará presente en la misa del domingo 31 de marzo, previsiblemente los Príncipes y sus hijas, y que quizás la Reina pase algún día en la isla.