El primo de Letizia le escribe el libro más demoledor

''Adiós, Princesa'', de la editorial Foca, sale a la calle este lunes 8 de abril. Su autor es David Rocasolano, primo hermano de Letizia, con el que mantenía una estrechísima relación. Según el avance facilitado por la propia editorial a DIEZ MINUTOS, "narra en primera persona los cambios de personalidad de su prima, los acontecimientos que su familia ha vivido desde que emparentó con la Casa Real, así como su impresión respecto a los reyes, el príncipe y sus cónyuges".

Lo más popular

Nuevos problemas se ciernen sobre la Familia Real, concretamente sobre la Princesa de Asturias. La editorial Foca tiene previsto poner a la venta a partir del lunes 8 de abril el libro "Adiós, Princesa", firmado por un primo hermano de doña Letizia, David Rocasolano.

Rocasolano, abogado de profesión y la persona que se ocupaba de los asuntos legales de Letizia hasta poco después de contraer matrimonio con el Príncipe, "narra en primera persona", según el avance que ha sido facilitado por la propia editorial a la Redacción de DIEZ MINUTOS, "los cambios de personalidad de su prima, los acontecimientos que su familia ha vivido desde que emparentó con la Casa Real, así como su impresión respecto a los reyes, el príncipe y sus cónyuges".

Publicidad

Asimismo, el libro "deja al descubierto cómo esta boda ha terminado por engullir a todo el entorno de los Ortiz y de los Rocasolano bajo la creciente presión que ha venido ejerciendo Letizia. Y cómo la propia vida del autor se transformó en un infierno al ser acusado de corrupción, momento a partir del cual, y pese a su inocencia, fue abandonado a su suerte por su famosa prima". Recuerda así su implicación en un caso de corrupción en el ayuntamiento de Ciempozuelos, en la Comunidad de Madrid. Rocasolano acudió en calidad de testigo ante el juez, tras haber extraído casi 400.000 euros de la cuenta de uno de los imputados por blanqueo.

Lo más popular

Algunos extractos de la publicación, incluidos en el dossier facilitado por la editorial, hablan del celo con que la Princesa protegió ciertos asuntos médicos: "Lo que quiero, David -enfatizó Letizia– (reza en el libro) es que desaparezcan todos los papeles", en referencia a la cuestión que la llevó a visitar un hospital antes de su pedida de mano por parte del Príncipe.

Un capítulo del libro de Rocasolano está dedicado a su prima Érika, hermana de la Princesa, fallecida hace seis años. Así lo relata el autor: "Me han dejado sola David. Me siento sola. No se refería (Érika) a Antonio Vigo (del que se separó al poco de casarse su hermana). Se refería a Letizia. Supuse que tras su reaparición en la prensa rosa. Érika había recibido algunas de las típicas llamadas histéricas y controladoras de Letizia. Y Érika no había sido capaz, como siempre, de mandarla a la mierda. La relación de las tres hermanas estaba ya muy deteriorada".

Habla también el libro "Adiós, Princesa" de la relación entre Letizia y David Tejera, presentador de CNN antes de su compromiso con el Príncipe. "David Tejera era un buen tío. Agradable. Divertido. Muy amable. Alonso Guerrero había sido siempre más profesor que novio, pareja o marido. Alonso era para ella un Pygmalión y Letizia escuchaba e interiorizaba los argumentos de su exmarido hasta hacerlos suyos con avidez. Siempre que la veía junto a Alonso yo percibía que volvía a habitar aquel cuerpo de mujer la Letizia colegial. Atenta. Obediente".

Letizia, en la Zarzuela junto a Yoo Soon-Taek, mujer del secretario general de Naciones Unidas durante su visita este jueves

'Cuando mi prima dio a luz, me di cuenta de a qué nivel se habían elevado sus paranoias'

El nacimiento de la primera hija de su prima también merece un capítulo: "Os voy a dar una noticia –contestó Letizia sonriente–. Va ser niño y se va a llamar Pelayo". El caso es que poco tiempo después en la prensa del corazón apareció esa misma noticia. Iba a ser niño. Se iba a llamar Pelayo. Había un topo ente nosotros. La verdad es que yo no le otorgué entonces ninguna importancia al asunto. Pero cuando mi prima dio a luz, me di cuenta de a qué nivel se habían elevado sus paranoias. Nos había mentido. Era una niña. Leonor. Cuando me enteré me quedé perplejo. Y pensé que alguien debería recomendarle a Letizia unas sesiones en la camilla de un sicólogo. Y lo de Letizia, con sus obsesiones y sus desconfianzas, empezaban a parecerme preocupante".

La editorial describe así el primer libro de David: es la historia del choque de un gran tren expreso, los borbones, contra una modesta caravana de gitanos, los Ortiz-Rocasolano, a quienes han arrollado sin preocuparse de mirar hacia atrás. Esta es la historia contada de abajo arriba, despojada del glamour y su mentira, desde lo que queda de aquella caravana destruida. El libro cuesta 15 euros y tiene 304 páginas y 35 ilustraciones.

David Rocasolano, hijo de un hermano de Paloma Rocasolano, estuvo en la primera foto de la familia de la Princesa, en la pedida, junto a sus primas y tíos y toda la Familia Real, lo que da muestras de la cercanía y estrecha relación que mantenía con Letizia (ambos son del mismo año, 1972). Lo hizo acompañado de su entonces pareja, la periodista Patricia Reina –en la imagen, en primera fila, a la izquierda del todo–.

Laboralmente, trabajó en la Oficina de Publicaciones Oficiales de la Comunidad Europea en Luxemburgo y formó parte del gabinete Ledesma&Asociados. Ahora tiene su propio despacho. David Rocasolano representó a los hermanos Carmen y Antonio Morales, contra su padre, Junior, por la herencia de Rocío Dúrcal. Tras llegar a un acuerdo con su padre, Antonio denunció a su exabogado por amenazas.