La polémica ausencia del rey Juan Carlos en el 40º aniversario de la democracia

​El Rey emérito no estuvo presente en las celebraciones que conmemoraron las primeras elecciones constituyentes de España.

Lo más popular

Las actos conmemorativos por el 40º aniversario de las primeras elecciones democráticas celebradas en España estuvieron marcados por la polémica ausencia del Rey emérito, don Juan Carlos. Sin duda, fue el principal motivo de conversación entre los asistentes y la prensa. Es cierto que cuando su hijo llegó al trono, don Juan Carlos decidió que cuando Felipe VI interviniera en una sesión plenaria de las Cortes Generales, no acudiría. Sin embargo, esta era una ocasión especial ya que el Rey emérito tuvo un papel fundamental en la instauración de la democracia, y este acto homenajeaba a los protagonistas de la Transición.

Los Reyes durante los actos conmemorativos por el 40º aniversario de las primeras elecciones democráticas que tuvo lugar en el Hemiciclo del Congreso de los Diputados.
Publicidad

El entorno cercano a Juan Carlos I asegura que está dolido, molesto y decepcionado. 'El País' explica que don Juan Carlos había reservado esta fecha en su agenda para poder asistir. Y transcriben una frase que supuestamente dijo ante tal sorpresa: "Hasta han invitado a las nietas de La Pasionaria". Y así fue, entre los asistentes se encontraban los hijos de Adolfo Suárez, de Santiago Carrillo, de Marcelino Camacho y de Torcuato Fernández Miranda; los nietos de la Pasionaria y de Manuel Fraga, y la viuda de Leopoldo Calvo-Sotelo.

Lo más popular

No obstante, tanto la presidenta del Congreso, Ana Pastor, como su hijo le recordaron. "A él, junto a toda aquella generación que abrió el camino de nuestra democracia, quiero ofrecerles hoy y aquí el testimonio más profundo de nuestra gratitud, homenaje y admiración", dijo don Felipe. Un homenaje que no hizo si no más evidente la incomprensible ausencia de Juan Carlos I.

Desde Casa Real explican que se debe a motivos de protocolo, ya que se debía centrar la atención en Felipe VI: "Si el acto hubiera sido, por ejemplo, en un lugar más informal, como el salón de los Pasos Perdidos, no se habría producido problema alguno". Sin embargo, esta cuestión de protocolo es inexplicable ya que había una solución posible: que don Juan Carlos presenciara el acto desde la Tribuna de Honor, utilizada por la reina Sofía y las infantas a la proclamación de Felipe VI, celebración a la que tampoco asistió.