Los duques de Palma pagaron con su empresa festejos privados

Un cóctel, unas carpas para una comunión, un cuadro, productos de cerámica... la Policía ha entregado al juez Castro numerosas facturas de la empresa Aizoon, de la que eran propietarios al 50% los duques de Palma, con las que pagaron festejos privados. La publicación de las facturas coincide con otra mala noticia para la Casa Real: el Rey sufre un parón en su proceso de recuperación.

Lo más popular

La marcha de la familia Urdangarín a Suiza, donde ha emprendido una nueva vida, no ha supuesto la ausencia de noticias en el 'Caso Nóos', donde siguen saliendo informes en los que los duques de Palma no salen bien parados.

Lo último han sido las facturas que la Policía ha entregado al juez Castro, del 'Caso Nóos', que fueron pagadas a través de la empresa Aizoon, propiedad al 50 por ciento de los duques de Palma.

Publicidad

Estas facturas remitidas al juez por la brigada de delicuencia económica son las respuestas de catorce de los 42 proveedores de Aizoon entre 2004 y 2010 a los que la Policía ha identificado y solicitado facturas y contratos que acrediten la prestación de un servicio a la empresa de los duques.

Las facturas de la empresa, una compañía consultora e inmobiliaria, desvelan el pago de 4.123 euros por un cóctel para 81 personas, supuestamente para celebrar el nacimiento de la hija de la pareja. Otra factura referencia un catering valorado en 4.591 euros para un cóctel para 50 adultos y una merienda para 30 niños.

Lo más popular

También se pagó el montaje de dos carpas en el palacio de Pedralbes por un valor de 1.276 y 1.044 euros para pagar, posiblemente, el 40 cumpleaños del duque y la comunión de Juan y Pablo.

Las facturas hacen también referencia a la compra de un cuadro reservado por la Infanta por valor de 4.400 euros; varios productos de cerámica, en los que se incluyen tazas, platos, lechera, azucarera, ensaladera y un cuenco, que costaron 1.741 euros, y otros gastos, como compra de mobiliario de oficina y dos casas, en Palma y en Terrasa, y el alquier de un coche.

Por otro parte, estos días se ha sabido que don Juan Carlos sufre un parón en su proceso de recuperación. El Rey, que fue intervenido de una doble hernia discal el 3 de marzo, no está evolucionando favorablemente en su rehabilitación desde el pasado agosto.

En su última aparición pública este miércoles 17 de agosto, cuando recibió a los Reyes de Holanda, pudimos verle con dificultades al andar. La reina Sofía, muy cariñosa con él, le dio un beso, un gesto que sorprendió ya que no suelen tenernos acostumbrados a él.