Los Príncipes de Asturias presidirán por primera vez los actos del 12 de octubre

Felipe y Letizia presidirán por vez primera el desfile del 12 de octubre con motivo de la Fiesta Nacional, en ausencia del Rey y sin asistencia de la Reina, que sin embargo sí acudirá, como la infanta Elena, a la posterior recepción en el Palacio Real.

Lo más popular

Los Príncipes de Asturias asumirán por primera vez todo el protagonismo en el tradicional desfile del 12 de octubre, ya que serán los únicos miembros de la Familia Real a los que las tropas rindan honores a su paso en el Paseo de la Castellana.

A la ausencia del Rey, que se recupera de la última operación de cadera a la que fue sometido hace unos días, se unen la Reina y la infanta Elena, quienes, aunque no estarán presentes en el palco (la hija de los Reyes se sentó en la grada de autoridades el año pasado), acudirán a la posterior recepción en el Palacio Real.

Publicidad

Tampoco estará, como se esperaba, la infanta Cristina, que reside en Suiza con su marido, Iñaki Urdangarín, imputado por el 'caso Noós', y sus hijos.

La decisión de que Felipe sea la máxima autoridad de esos actos la ha tomado personalmente el Monarca, para lo cual no necesita disposición alguna en su calidad de jefe del Estado, confirmó un portavoz del Palacio de la Zarzuela. Además de este cambio, la convalecencia del Rey también ha provocado su ausencia en la Cumbre Iberoamericana en Panamá.

Lo más popular

La parada militar seguirá el guión del año pasado -con una duración más corta, menos medios militares desfilando y el descarte de la exhibición de aviones y salida de tanques debido a los recortes presupuestarios-, pero habrá cambios en los honores militares que se le rindan al Príncipe, que serán más breves que en el caso del Rey, como establece el Reglamento de Honores Militares.

Después, en el Palacio Real, la Reina y los Príncipes de Asturias recibirán en el Salón del Trono sólo a una representación institucional, consolidando un formato más ágil y evitando una prolongación de la ceremonia que venía obligada por el protocolario saludo de la Familia Real a los cerca de mil invitados que suelen congregarse cada año para celebrar la Fiesta Nacional.

Unos 2.600 militares participarán en el desfile, que seguirá un formato similar al del año pasado, al recorrer el trayecto entre la madrileña plaza de Atocha y la de Colón y con la tribuna de autoridades situada en la Plaza de Neptuno, ha informado el Ministerio de Defensa.