La infanta Cristina, pendiente de su imputación, y Pedralbes, embargado

Lejos de dejar de ser centro de atención en Ginebra, los duques de Palma siguen siendo noticia día tras día. Los problemas crecen para ellos. La infanta Cristina sigue pendiente de una posible nueva imputación, además estos días se ha sabido que utilizó entre 2004 y 2011 una Visa Oro de Aizoon, sociedad investigada en el 'Caso Nóos', para pagar flores, comidas, cultura y ropa para niños. Poco después de conocerse la noticia, Iñaki Urdangarín viajaba este jueves a Barcelona para reunirse con su abogado y se sabía que el juez embargará Pedralbes y otras tres casas para cubrir su fianza.

Lo más popular

El juez Castro, que investiga el 'Caso Nóos', continúa estrechando el cerco sobre la infanta Cristina por presuntos delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales siguiendo la línea que dejó abierta la Audiencia de Palma cuando decidió 'desimputada', el pasado mes de mayo, al considerar que no había "indicios vehementes" de que "conociera, se concertase ni participase activa u omisivamente en el presunto plan criminal urdido por su marido y por su socio Diego Torres".

Publicidad

Ahora el juez Castro ha incorporado a la causa la información remitida por una entidad bancaria, que desvela que la sociedad mercantil Aizóon, que doña Cristina y su marido comparten al 50 por ciento, realizó dos transferencias de 150.000 euros (una de 125.000 y otra de 25.000) a una cuenta personal cuyo titular es Iñaki Urdangarín mientras que su esposa aparece como autorizada. Este dinero presuntamente habría procedido de la Fundación Nóos y el traspaso se produjo el 27 de diciembre de 2006.

Lo más popular

Según desvelaban este miércoles los diarios El País y El Mundo, que aluden a un informe del servicio jurídico del BBVA remitido al juez Castro, precisamente la infanta Cristina realizó entre 2004 y 2011 varios pagos personales con una tarjeta Visa Business Oro perteneciente a Aizóon. El diario señala que la hija menor del Rey abonó con dicha tarjeta gastos como cinco pagos entre  2007 y 2008 en el Centro Europeo de Barcelona -una entidad cultural- que suman casi 1.500 euros; otros gastos como 108 euros que gastó en el restaurante de Barcelona 'El Jardi de L'abadessa'; 352 euros en el restaurante 'Escarabat Negre' de la localidad mallorquina de Soller, o los 60 euros que costó una visita al restaurante 'Uncle Julio's Rio Grande Cafe' en la localidad norteamericana de Bethesda (durante su estancia en Washington).

Estos diarios también publica que la Infanta pagó con la visa de Aizóon otros gastos como ropa infantil de la exclusiva firma francesa Bonpoint (627 €), flores (300 €) así como otros pequeños pagos por bajar música de itunes. En total cargó a la cuenta de la mercantil más de 3.600 euros.

En las próximas semanas será cuando el juez Castro, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, decidirá si archiva definitivamente las investigaciones en torno a la Infanta Cristina o si, por el contrario, acuerda su imputación por un presunto delito fiscal o de blanqueo de capitales. Antes de tomar esta decisión el magistrado consultará a la Fiscalía Anticorrupción y a las demás partes personadas en el 'Caso Nóos'.

Precisamente, pocas horas de conocerse la noticia, aterrizaba en Barcelona el duque de Palma para reunirse con su abogado, Mario Pascual Vives. Iñaki llegaba este jueves 10 de octubre desde Ginebra en su primer viaje a la Ciudad Condal desde que la familia se mudase a Suiza.

Su viaje coincide con la decisión del juez de embargar la casa de Pedralbes y otras tres viviendas de los duques en Palma y Terrassa para cubrir la fianza de Urdangarín. El palacete residencia de los duques en Barcelona podrá ser vendido pero cuando esto ocurra el juzgado tendrá prioridad para cobrar.