El Rey ha perdido diez kilos desde marzo por prescripción médica y se siente mejor

El rey Juan Carlos, convaleciente de su reciente operación de cadera, apareció en el vídeo de salutación que grabó para la inauguración de la XXIII Cumbre Iberoamericana de Panamá mucho más delgado, después de haber perdido diez kilos por prescripción médica.

Lo más popular

El rey Juan Carlos agradeció a través de un vídeo a los presidentes de todos los países asistentes a la inauguración de la XXIII Cumbre Iberoamericana, a la que ha acudido el príncipe Felipe sin su esposa Letizia, los deseos de recuperación que le han hecho llegar tras la operación de cadera a la que se sometió el pasado 24 de septiembre y que le ha impedido acudir como máximo representante de España.

Publicidad

Tanto en esas imágenes como en las que ha ofrecido la Casa Real de la preparación de la cumbre junto al Príncipe y Mariano Rajoy, el monarca aparecía muchísimo más delgado que antes de la operación. La razón es que ha perdido diez kilos desde marzo pasado "por prescripción médica" y se encuentra ahora "mucho mejor" que antes, según ha informado un portavoz del Palacio de la Zarzuela.

La Casa Real ha salido al paso así de posibles rumores después de que este viernes don Juan Carlos presentase un aspecto más delgado en el mensaje grabado en vídeo para la Cumbre Iberoamericana. Fue el neurocirujano Manuel de la Torre, que operó al Rey en marzo pasado de una doble hernia discal y una estenosis de canal en la columna, quien le recomendó bajar de peso para no cargar demasiado las articulaciones, ha explicado la misma fuente.

Lo más popular

El martes, el jefe del Estado recibirá en audiencia en el Palacio de la Zarzuela a la Junta Rectora del Instituto de España. Hasta que vuelva a ser operado en noviembre para que le coloquen una prótesis definitiva en su cadera izquierda, el rey irá incorporando "poco a poco" actividades oficiales en su agenda, circunscritas de momento al Palacio de la Zarzuela, ha añadido la misma fuente.

En ese proceso de vuelta a la actividad, el monarca quiso estar presente en Panamá con un mensaje, grabado desde su despacho del Palacio de la Zarzuela, en el que se dirigía a los asistentes en los siguientes términos: "Como sabéis, he tenido que pasar por el taller recientemente. Esta circunstancia me hace imposible estar con vosotros en esta cumbre. Como habréis podido ver, tengo algunas dificultades de mecánica que han vuelto a aparecer estos últimos días y que me van a obligar, siguiendo el consejo médico, a interrumpir mi agenda oficial".

Don Juan Carlos, que también saludó en portugués, dijo sobre la cumbre que "reúne cinrcunstancias muy relevantes para el desarrollo y el fortalecimiento de la conferencia iberoamericana. Se trata de la cumbre de la renovación que permitirá, por un lado, adaptar mejor nuestras reuniones a la realidad internacional actual. Y, por otro, adecuar la Secretaría General Iberoamericana para que cumpla, con más eficacia, sus cometidos reforzados en el ámbito de la cultura y la cooperación. La renovación es necesaria para atender mejor a la comunidad iberoamericana de naciones".

Finalmente, don Juan Carlos deseó en su mensaje a los mandatarios "un trabajo muy fructífero" y expresó su confianza en que podrá estar el año próximo en la Cumbre de Veracruz (México). El Rey despidió su intervención con un gesto en señal de abrazo a todos los líderes iberoamericanos.

El Príncipe asiste a la ceremonia de inauguración de esta cumbre y estará también presente en la cena de gala junto a los jefes de Estado y Gobierno de los países participantes.