Felipe y Letizia, cena misteriosa en Las mil y una noches

Nueva escapada con amigos de los Príncipes de Asturias en la noche madrileña del sábado, con visionado de película en versión original y posterior cena en un restaurante de comida árabe que animaba un multitudinario grupo de jóvenes.

Lo más popular

El intenso frío no impidió que los Príncipes de Asturias cumplieran el pasado sábado en Madrid con una de sus aficiones favoritas, ir al cine a ver una película en versión original. Felipe y Letizia acudieron junto a dos parejas de amigos a la última sesión de los cines Princesa, situados en la popular plaza de los Cubos.

Al terminar la película, en torno a la una menos cuarto de la mañana, los seis amigos acudieron a cenar a una tetería situada en la cercana calle de Martín de los Heros llamada Las Mil y Una Noches.

Publicidad

La princesa, que iba vestida con una camiseta blanca con un calavera hecha de tachuelas, vaqueros azul oscuro y botas negras sobre el pantalón, llevaba el peso de la conversación dentro del grupo de amigos. Su marido, vestido con una camisa rosa y un jersey rojo, estaba más callado y a veces tenía el gesto serio, quizás pensando en que su padre, el Rey, acaba de ser operado nuevamente de la cadera y le esperan algunos meses de recuperación hasta que pueda volver a andar sin muletas, previsiblemente para primavera.

Lo más popular

Los Príncipes y sus conocidos bebieron cerveza directamente de la botella y comieron comida árabe acompañada de pan de pita.

La anécdota de la velada la protagonizó la Princesa con un grupo de unos 15 jóvenes de entre 16 y 18 años que se encontraba en el local celebrando un cumpleaños y que habían llegado unos minutos antes que los Príncipes. Los responsables de la tetería solicitaron a los jóvenes, que habían pedido un narguile o cachimba para fumar, que se cambiaran de sitio y se acomodaran en un reservado para no molestar con el vapor de agua de la pipa a los ilustres comensales.

Cuando Letizia vio que el grupo se trasladaba de mesa preguntó a los chavales por qué se cambiaban de lugar. Ante la respuesta de éstos, los Príncipes pidieron que los jóvenes continuaran sentados en la misma mesa, ya que el vapor no les iba a molestar en absoluto. La Princesa sí reclamó a dos chicas que se estaban haciendo fotos que por favor no se les fotografiara a ellos, argumentando que se encontraban tranquilamente de cañas con sus amigos.

La Princesa se levantó de la silla para ir al baño, momento que aprovechó para conversar con sus escoltas, que estaban sentados en una mesa próxima. También se acercó a saludar a los jóvenes del cumpleaños y besó y felicitó afectuosa con dos besos a la chica que cumplía años, llamada María. También preguntó a los miembros del grupo dónde estudiaban y qué cursos estaban completando.

Como vio que no tenían la cachimba que habían pedido, se interesó por la razón de la tardanza. Cuando ellos le contaron que los camareros todavía no la habían llevado, Letizia pidió que se la sirvieran lo más deprisa posible, como así sucedió. En unos minutos, los chavales pudieron fumar de su pipa.

Don Felipe viajará mañana a Brasil después de visitar nuevamente a su padre en el Hospital Quirón de Madrid, donde le darán el alta previsiblemente este lunes 25.

Todos los looks de la Princesa en el blog Desvistiendo a Letizia