El jefe de la Casa Real confiesa que el sumario del 'caso Nóos' "es un martirio"

El jefe de la Casa Real, Rafael Spottorno, ha afirmado en una entrevista concedida a Televisión Española (TVE) que el sumario del caso Nóos se ha prolongado demasiado en el tiempo y que es un auténtico "martirio" para la Corona.

Lo más popular

Rafael Spottorno, jefe de la Casa del Rey, pidió este sábado 4 de enero que se cierre ya la instrucción del 'caso Nóos' porque los tres años de elaboración del sumario han supuesto un "martirio" para la institución debido a que ha estado "repicando día tras día" con el goteo de informaciones y filtraciones que han ido saliendo a la luz.

En una entrevista concedida a TVE, Rafael Spottorno eludió hablar del futuro de los duques de Palma, la infanta Cristina e Iñañi Urdangarin, una vez que se cierre la fase de instrucción, aunque ha reconocido que trabajan con "varias hipótesis".

Publicidad

El jefe de la Casa Real, que hace dos años reconocía que "no parece un comportamiento ejemplar" el de Urdangarin respecto a sus actividades empresariales, anuncia ahora en Televisión Española que "hay que confiar en la Justicia. Nosotros siempre hemos respetado las actuaciones del magistrado y lo único que pedimos es que termine pronto. El sumario lleva tres años largos abierto. Entiendo que se han hecho todas las diligencias que tenían que hacerse y pienso que el señor magistrado entenderá que está ya en condiciones, así más o menos lo está anunciando a los medios de comunicación, de cerrar el sumario".

Lo más popular

El diplomático también negó que 2013 haya sido para el Rey un año horrible, pues, pese a reconocer que lo empezó con problemas de movilidad por sus molestias en la cadera, estima que lo ha terminado solucionándolos y espera que los haya "superado" definitivamente.

Rafael Spottorno confirmó que el monarca recuperará en 2014 su agenda internacional, la cual se vio notablemente reducida el año pasado a causa de de su estado de salud. Se espera que en la primera mitad del año relice viajes cortos (Lisboa y París están sobre la mesa) y en la segunda amplíe su radio de acción probablemente desplazándose a Arabia Saudí.

Asimismo, ratificó el compromiso asumido por don Juan Carlos en su Mensaje de Navidad asegurando que la Casa Real cumplirá con la "letra y el espíritu" de la nueva Ley de Transparencia, que ha entrado recientemente en vigor y que, por iniciativa del propio Rey, también afecta a la Corona. "La Ley acabará con la imagen injusta de opacidad que tiene la Casa, que en realidad no existe. Otra cosa es que en esta vida hay que ser discreto", precisó.

También se refirió al importante papel del monarca como "moderador", más que árbitro, en el orden institucional: "El Rey habla con muchísima gente, ejerce su influencia moderadora y tranquilizadora en unos aspectos, impulsora en otros, pero no puede ni debe intervenir abiertamente en el manejo de la cosa política. Habla con los líderes de los partidos, con los responsables económicos, les escucha y les empuja a la moderación y la razonabilidad", concluyó.