Leonore de Suecia no tendrá invitados reales en su bautizo

Ningún miembro de las casas reales europeas asistirá al bautizo de la hija de la princesa Magdalena de Suecia.

Lo más popular

Cansada de las múltiples excusas y problemas de agenda de los miembros de las familias reales europeas, la princesa Magdalena de Suecia ha decidido no invitar a ninguno al bautizo de su hija Leonore. Lo ha confirmado la nueva jefa de información de la Casa Real al periódico sueco Aftonbladet.

«El hecho que sea un bautizo pequeño dentro de un marco familiar ha hecho que ninguna de las familias reales extranjeras haya sido invitada», dijo Margareta Thorngren al diario.

Publicidad

La sorpresa ha sido mayúscula porque estaba previsto que el bautizo de Leonore Lilian María, princesa de Suecia y duquesa de Gotland, que de momento ocupa el quinto puesto en la línea de sucesión a la Corona, iba a ser el acontecimiento del año que de nuevo reuniría en Estocolmo a representantes de las casa reales europeas.

Ahora resulta que, excepto la propia familia real sueca, ningún miembro de la realeza extranjera está invitado, ni siquiera los dos que se supone serían «faddrar», que así se llama en sueco a los padrinos y madrinas.

Lo más popular

Y aquí parece que está el problema. Hace una par de semanas la casa real había informado de los detalles del bautizo, y también que Leonore tendría seis «faddrar», pero sin dar los nombres de los elegidos para este honor.

Esto desató toda una serie de especulaciones en los medios. En las redacciones se apuntaba que una de las madrinas sería la princesa Letizia, pero que había renunciado alegando ser agnóstica. Una cosa es presenciar un oficio religioso y otra participar en el mismo.

Esta supuesta renuncia de la consorte del príncipe Felipe, obligó a éste a hacer lo mismo, lo que creó, según los suecos, un problema de protocolo a los padres, la princesa Magdalena y Christopher O'Neill.

Hay que recordar que cuando Estelle, la hija de princesa Victoria fue bautizada hace dos años, en mayo del 2012, asistieron miembros de las casas reales de Bélgica, Dinamarca, Noruega, Luxemburgo y los Países Bajos.

Ahora, y debido a que no se podía contar con un sustituto adecuado ante los problemas de agenda de muchos, la princesa Magdalena decidió tirar por la calle de en medio y convertir el bautizo de su hija en un acto privado y familiar, sin invitados de la realeza. Si algunos no pueden venir, los demás tampoco porque no están invitados.

Aunque todavía no se ha hecho pública la lista de invitados, sí se sabe que oficialmente serán 160 los que acudan a la ceremonia, que es el aforo de la capilla del castillo de Drottningholm (Islote de la Reina), la residencia privada de la familia real sueca en las afueras de Estocolmo. Pero serán todos amigos de la familia y representantes de la Suecia oficial.

La posterior recepción y almuerzo ofrecido por el rey Carlos Gustavo y al reina Silvia contará con sólo 100 invitados.  La ceremonia y posterior recepción será retrasmitida en directo por la SVT  (Sveriges Television), la televisión pública sueca.

La princesa Leonore Lilian María nació el pasado 20 de febrero en Nueva York y será bautizada a las 12 de la mañana del domingo 8 de Junio, fecha que coincide con el primer aniversario de las nupcias de su madre, la princesa Magdalena, y su padre Christopher O'Neill. La niña llevará el mismo vestido de cristianar que usó su prima, la princesa Estelle, en mayo del 2012.