Guillermo y Máxima se enfrentan a las críticas por su lujosa casa de Grecia

Los reyes Guillermo y Máxima están siendo duramente criticados en Holanda tras conocerse que el estado holandés ha desembolsado casi medio millón de euros para alquilar los terrenos circundantes de su carísima casa de Grecia para establecer una valla de seguridad.

Lo más popular

Tras casi un año y medio de reinado, en el que todo han sido buenas noticias para los reyes de Holanda, Guillermo y Máxima, los soberanos de los Países Bajos se enfrentan a su primera 'crisis'. Y es que en su país se ha levantado una agria polémica tras hacerse público que el Estado ha pagado 461.000 euros para alquilar durante treinta años unos terrenos colindantes a la lujosa villa que compraron en el Peloponeso, en Grecia en 2012.

Publicidad

Si hace dos años la compra de la parcela, que ocupa una superficie de 4.000 metros cuadrados que cuenta con tres viviendas con acceso una playa, piscina y puerto privado, ya levantó mucho revuelo en la sociedad holandesa porque los soberanos desembolsaron 4,5 millones de euros en plena crisis, la polémica ha aumentado estos días después de que la cadena de televisión RTL haya desvelado que se ha pagado casi medio millón de euros por unos terrenos que hubieran costado tan sólo 35.000 euros si se hubieran comprado en lugar de alquilado.

Lo más popular

Según ha explicado fuentes oficiales, el alquiler de los terrenos alrededor de la finca propiedad de Guillermo y Máxima se ha hecho por motivos de seguridad con el fin de instalar una valla alrededor de la villa. Al parecer, la decisión de los soberanos holandeses por hacerse con esta residencia de vino dada por tener un destino fijo donde pasar las vacaciones estivales, aprovechando el espléndido clima y playas de esta zona del Mediterráneo. Así no tendrían que cambiar de destino cada año con los problemas que ello acarrea.

Esta es la lujosa villa de la polémica de Guillermo y Máxima de Holanda

El complejo cuenta con 4.000 metros de parcela y tres viviendas de varias plantas, de estilo Mediterráneo y color blanco como es tradicional en esta parte de Grecia.

La villa se encuentra situada en Kraindi, en el Peloponeso, a varios metros de altura en la ladera de una pequeña colina.

Las vistas y el entorno son realmente espectaculares.