Andrea de Mónaco llama a su hija India, como la de Elsa Pataky

El segundo hijo del matrimonio, una niña, ha nacido este domingo 12 de abril en Londres, ciudad en la que también llegaba al mundo su hermano mayor, Sacha, en 2013. Sus abuelas han hecho oficial el nacimiento de la niña tres días después de venir al mundo.

Andrea Casiraghi, el hijo mayor de Carolina de Mónaco, y su mujer, Tatiana Santo Domingo, se convertían de nuevo en padres este domingo 12 de abril, cuando llegaba al mundo su segundo hijo, una niña a la que han llamado India. La pequeña será la compañera de juegos de Sacha, el primogénito del matrimonio, que el 21 de marzo cumplió dos años. El matrimonio ha elegido para sus hijos los mismos nombres que la actriz española Elsa Pataky, cuya primogénita se llama India Rose y uno de sus mellizos recibió el nombre de Sasha, mientras que el otro se llama Tristán.

Publicidad

"Su Alteza Real la Princesa de Hannover y la Señora Vera Santo Domingo tienen el placer de anunciar el nacimiento de su nieta, el 12 de abril de 2015. La madre y la niña se encuentran bien", se puede leer en el breve comunicado oficial que ha difundido, tres días después del parto, el gabinete de prensa del Principado monegasco. 

El nuevo miembro de la familia Grimaldi nacía en Londres -también en la capital británica llegaba al mundo su hermano mayor- y ya ocupa el sexto lugar en la línea de sucesión al trono. La pequeña va detrás de Jaime y Gabriela, los mellizos del príncipe Alberto, su abuela Carolina, su padre Andrea y su hermano Sacha.

Lo más popular

La ausencia de Andrea y Tatiana en el Baile de la Rosa, celebrado hace unas semanas, hizo pensar que era inminente el nacimiento de su segundo retoño, por eso la embarazada guardaba reposo, y así fue, pues poco después llegaba al mundo el tercer nieto de la princesa Carolina.

La niña nacía una semana después que Dante, el primer hijo de Macarena Gómez y Aldo Comas. La actriz y su marido, amigo de la infancia del mayor de los Casiraghi, fueron como invitados a la boda real en los Alpes suizos el año pasado. Ahora los cuatro verán crecer a la par a sus hijos, que se llevan nueve días.