Ningún Grimaldi apadrinará a los mellizos de Alberto y Charlene de Mónaco

La familia real monegasca ha desvelado quiénes serán los padrinos de los mellizos de Alberto y Charlene de Mónaco, Jaime y Gabriela, que serán bautizados este domingo 10 de mayo a las 10:30 horas en la catedral del Principado.

El bautizo de los príncipes Jaime y Gabriela, hijos de Alberto y Charlene de Mónaco, tendrá lugar este domingo 10 de mayo en la Catedral del Principado. A tres días de la ceremonia, muy importante en Mónaco, pues hace más de 50 años que no se bautiza a un heredero, el Principado ha comunicado, a través de las redes sociales, quiénes serán los padrinos de los mellizos.

"El padrino y la madrina del príncipe Jaime de Mónaco son Christopher Le Vine Jr. y Diane de Polignac Nigra; y el padrino y la madrina de la princesa Gabriela de Mónaco son Gareth Wittstock y Nerine Pienaar", se puede leer en el comunicado. Alberto y Charlene han elegido para padrino de su heredero a uno de los primos del príncipe Alberto, sobrino de la princesa Grace, mientras que el hermano de la sudafricana será el padrino de la niña.

Publicidad

También se informaba de que "la ceremonia de premiación se llevará a cabo en el Salón de los Espejos, donde el príncipe heredero Jaime y Gabriela serán nombrados por la Gran Cruz de la Orden de Grimaldi. El padrino y la madrina del príncipe Jaime serán nombrados funcionarios de la Orden de San Carlos y los de la princesa Gabriela serán nombrados oficiales de la Orden de los Grimaldi".

Tras la ceremonia religiosa, que los monegascos podrán seguir desde la plaza del Palacio, donde se ha instalado una pantalla gigante, y que será televisada en su totalidad en el canal de Mónaco Info, los príncipes con sus hijos darán un paseo por Bellando Rue de Castro, rodeados de grupos folclóricos monegascos y provenzales.

Recordar que el 11 de julio, dos meses después, se celebrará otra ceremonia para que los monegascos puedan hacer entrega de sus regalos con motivo del nacimiento de los mellizos. La fecha elegida coincide con el décimo aniversario de la llegada de Alberto II al trono.