Carlos Felipe de Suecia será el padrino del príncipe Nicolás, hijo de su hermana Magdalena

El príncipe Carlos Felipe de Suecia ejercerá de padrino en el bautizo del príncipe Nicolás, el segundo retoño de su hermana, la princesa Magdalena.

Lo más popular

A una semana del bautizo del príncipe Nicolás, el segundo hijo de la princesa Magdalena de Suecia y Chris O'Neill, comienzan a desvelarse algunos detalles de su bautizo. Ya se sabe que la ceremonia tendrá lugar el próximo domingo 11 de octubre en la iglesia del palacio de Drottningholm, a las afueras de Estocolmo y estará oficiada por el arzobispo Antje Jackelen, pero también durante estos días el diario Expressen ha desvelado un importante detalle: Carlos Felipe de Suecia será el padrino de Nicolás. No es la primera vez que el atractivo príncipe ejerce de padrino, pues es también padrino de Estela, la hija de su hermana Victoria y de su cuñado Daniel. 

Publicidad

De esta manera, Suecia se volverá a vestir de gala para acoger otro de los importantes acontecimientos del año casi cuatro meses después de haber celebrado la boda de Carlos Felipe de Suecia y su ya mujer, la princesa Sofía. Tan sólo dos días después de este enlace, el 15 de junio, vino al mundo el príncipe Nicolás, sexto en la línea de sucesión al trono, seguramente uno de los mejores regalos de boda que recibieron Carlos Felipe y Sofía.

Lo más popular

Los invitados ya tienen la tarjeta de invitación al bautizo del pequeño Nicolás: "SS.MM. el Rey y la Reina le invitan a asistir a la iglesia del Palacio de Drottningholm en el bautizo por Su Alteza el príncipe Nicolás, el domingo 11 de octubre de 2015 a las 12:00 horas", se puede leer en la invitación. En el reservo de la postal, la princesa Magdalena y su marido han escrito un mensaje personal: ''Tenemos muchas ganas de verles en el bautizo de Nicolás el domingo 11 de octubre''. Los invitados comenzarán a llegar a partir de las 11:00 horas y  la ceremonia íntegra será emitida en directo por la televisión pública sueca. A partir de la 13:00 horas los reyes suecos ofrecerán una recepción en el Palacio de Drottningholm.