La reina Máxima recibe el alta hospitalaria

Máxima de Holanda se recupera en casa, tras recibir el alta hospitalaria. La soberana ha estado ingresada tres días por una fuerte infección de riñón que le obligó a suspender su agenda en China.

Máxima de Holanda ha recibido el alta hospitalaria y ha abandonado - este sábado 31 de octubre- el Hospital Bronovo de La Haya, donde se encontraba ingresada. La reina, que ya se encuentra mucho mejor, continuará recuperándose en casa de la pielonefritis que sufre, una infección fuerte que provoca un taponamiento de las vías urinarias,

Según ha informado la Casa Real holandesa, debido al estado de salud de la Soberana podría verse afectada su agenda, hasta su total recuperación. “Muchas gracias por los mensajes de buenos deseos que he recibido. Vuestro apoyo es reconfortante”, decía Máxima a través del perfil de Twitter de la Casa Real.

Publicidad

La reina holandesa ha permanecido tres días ingresada. Fue el pasado martes, cuando Máxima se vio obligada a cancelar su estancia en China para regresar a los Países Bajos y ser hospitalizada de urgencias, debido a la infección de riñón que padecía desde el pasado domingo.

Algunos medios argentinos han manifestado que esta dolencia podría deberse a la dieta a la que sometió en los últimos meses y con la que habría perdido cerca de diez kilos. Según apuntan estas publicaciones, Máxima se habría tomado demasiado en serio el régimen y se habría excedido a la hora de tomar proteínas, que serían las causantes de esta infección.

Guillermo de Holanda, que prosiguió con su agenda en Oriente, también ha agradecido los numerosos mensajes de cariño que está recibiendo su mujer, que "se encuentra mucho mejor".