Guillermo y Kate, su primer día de casados

En la mañana de este sábado han reaparecido durante unos minutos, paseando relajados por los jardines del palacio de Buckingham, antes de partir a su hogar ya que de momento van a retrasar su luna de miel.

Después de una fiesta que se alargó hasta altas horas de la madrugada, los duques de Cambridge se dejaban ver el día después de su boda en el Palacio de Buckingham, del que les vimos salir agarrados de la mano, felices y enamorados. Vestidos con ropa informal, no dejaban de sonreír; una confirmación de que su enlace ha sido perfecto.

Tras su fugaz reaparición, la real pareja abandonó el Palacio a bordo de un helicóptero. La pareja ha decidido pasar su primer fin de semana como marido y mujer en Reino Unido. El lunes el príncipe se incorporará a su trabajo como piloto de helicóptero de salvamento y rescate de la RAF, por lo que Guillermo y Kate pasarán sus primeros días de casados en su hogar de la isla galesa de Anglesey, donde está la base militar.

Publicidad

 La página oficial del enlace no informa de la fecha exacta en la que partirán hacia su luna de miel ni del destino, aunque sí dice que será en el extranjero. Lo que sí se sabe es que la luna de miel durará dos semanas, el tiempo de permiso que Guillermo tiene.

Hace 30 años, tras la boda del príncipe Carlos y Lady Di, el heredero al trono británico y su esposa disfrutaron de una luna de miel de tres meses en la que viajaron alrededor de todo el mundo.