El lado más paternal del príncipe Enrique de Inglaterra

El hijo pequeño de Diana de Gales y Carlos de Inglaterra se deshizo en mimos con Mia Tindall, la hija de su prima Zara y el exjugador de rugby Mike Tindall, durante un partido de polo solidario celebrado en Gloucestershire​. A sus 2 años, la pequeña no paró ni un segundo.

Lo más popular

El príncipe Guillermo de Inglaterra tiene mano para los niños. El pasado sábado, la familia real inglesa asistió a un partido de polo solidario en el Beaufort Polo Club, en Gloucestershire,  y el nieto y la bisnieta de Isabel II robaron todo el protagonismo a los jugadores.

Publicidad

Enrique de Inglaterra observaba a la pequeña Mia, de 2 años, corriendo de un sitio para otro con un mazo de polo en su mano, y a su madre, Zara, intentando controlarla. Después de saludar a su prima, el hijo de Diana de Gales y Carlos de Inglaterra decidió jugar con la pequeña.

Lo más popular

A su corta edad, la pequeña ya es una amante de los deportes, como pudo comprobarse durante esta jornada en la que además de correr y rodar por la hierba, manejó con soltura el taco de polo, casi tan grande como ella. Mia lleva la competitividad en los genes. Su madre, Zara Phillips, ha ganado una medalla olímpica en hípica, y su padre, Mike Tindall, ha sido jugador de rugby. 

Aprovechando que Mia estaba en brazos de su madre, Enrique de Inglaterra se dedicó a hacerle cosquillas y achucharla. La pequeña, revoltosa, se había quitado hasta los zapatos. Mientras que el príncipe llevaba un estilo formal con camisa y pantalón chino, su prima escogió un estilo más informal con vaqueros y jersey de rayas de la firma Mint Velvet.

Tan bien se lo estaba pasando Mia, que cuando Enrique tenía que marcharse, la pequeña no quería soltarse de sus brazos.  

No es primera vez que vemos al príncipe mostrando su lado más paternal, aunque aún no se ha decidido a ser padre. La última novia que le han adjudicado, ya que el nunca ha confirmado el romance, fue hace unas semanas: con la cantante británica Ellie Goulding.