Isabel de Bélgica, digna heredera al trono

​La hija mayor de los reyes Felipe y Matilde de Bélgica se convirtió en el centro de todas las miradas durante las celebraciones de la Coronación en Tongeren.

Lo más popular

La princesa Isabel de Bélgica fue la gran protagonista de las celebraciones que tuvieron lugar en la ciudad de Tongeren con motivo de la Coronación de la Virgen María, que se celebra cada siete años con una procesión. La joven acudió junto a sus padres, los reyes Felipe y Matilde de Bélgica, que estuvieron muy pendientes de ella.

Durante los actos, la Princesa compartió confidencias con sus progenitores mientras veían un divertido y colorido desfile. A pesar de su corta edad, 15 años, la heredera demostró que conoce al pie de la letra el protocolo oficial.

Publicidad

Isabel lució un veraniego vestido anaranjado con unas bailarinas doradas. Su madre, fiel a su estilo, escogió un vestido en tonos azules y naranjas que completó con un tocado azul y unos salones del mismo color.

No es la primera vez que vemos a la Princesa acudir a un acto oficial pero en esta ocasión fue objeto de todas las miradas. Se comportó con soltura demostrando que es digna sucesora de su padreIsabel es la heredera al trono belga desde que su abuelo, el rey Alberto, abdicó en 2013 y su padre se convirtió en el séptimo soberano de la Corona. 

Lo más popular

Desde su nacimiento, hemos podido ver a la Princesa en numerosos actos, como el tradicional Concierto de Navidad que organizan los Reyes belgas, acompañada por sus hermanos Gabriel, Manuel y Leonor. Sin embargo, la primera vez que estrenó agenda oficial fue en mayo de 2015 rompiendo una botella de champán para bautizar un barco.