Kate marca estilo en Wimbledon y Guillermo cumple con la tradición escocesa

La duquesa de Cambridge disfruta del tenis mientras su marido Guillermo de Inglaterra participa en un desfile con una vestimenta muy tradicional junto a su abuela, la Reina Isabel II. Además, Kate Middleton se ha sumado a la tendencia de enseñar hombro en la entrega del premio Museo Art Fund 2016 en el Museo Nacional de Historia.

Lo más popular

Kate Middleton ha asistido a la semifinal de Wimbledon, donde ha vuelto a marcar estilo con un vestido amarillo de Roksanda muy favorecedor, que ya estrenó en Australia en el 2014. La duquesa de Cambridge disfrutó del tenis en el palco de honor, rodeada de estrellas del cine, la televisión y la música. 

Mientras, su marido Guillermo acudió a un acto institucional en Escocia, junto a su abuela la Reina Isabel II y la princesa Ana de Inglaterra. La familia real británica desfiló con trajes tradicionales por Edimburgo, con la orden Thistle. 

Publicidad

Cada una de sus apariciones públicas son un regalo para los expertos en moda y es que la mujer del príncipe Guillermo de Inglaterra cuida al máximo sus estilismos. En su anterior aparición pública, Kate se decantó por un favorecedor vestido blanco, con escote 'Bardot', para entregar un premio en el Museo Nacional de Historia de Londres, el favorito de su hijo Jorge, a quien le encantan los dinosaurios.

Lo más popular

Kate escogió un modelo minimalista, de la diseñadora brasileña Bárbara Casasola. Ceñido en la parte superior y con vuelo y largo midi en la falda. Destacaban la cremallera central delantera vista y el escote 'Bardot', también llamado "off the shoulders" (hombros al aire). Completó su 'look' con un clutch joya plateado y sandalias color maquillaje de la firma Schutz.

La duquesa de Cambridge, que asistía a la velada benéfica como patrona del Museo Nacional de Historia y de la Galería Nacional de Retratos, compartió velada con artistas como Grayson Perry, Michael Craig-Martin y Antony Gormley.

Como siempre, Kate se mostró natural y espontánea, tanto que con un gesto volvió a reabrir los rumores sobre un nuevo embarazo.