Máxima de Holanda reaparece en el posado veraniego tras sufrir una conmoción cerebral

La princesa Amalia también ha sido protagonista de la sesión fotográfica debido a que se ha torcido el tobillo y ha posado con muletas. ​La Reina sufrió una caída el pasado viernes que le provocó una leve lesión cerebral.

Lo más popular

La Reina Máxima de Holanda ha reaparecido en público este viernes, ante una gran expectación, en el tradicional posado veraniego tras sufrir una caída que le provocó una leve conmoción cerebral. La otra protagonista de la sesión fotográfica ha sido la princesa Amalia, que se ha torcido el tobillo, y ha tenido que posar con muletas y la pierna vendada.

Según han informado los medios holandeses, la Reina aún tiene dolor de cabeza, pero no ha querido faltar al posado debido a que ya estaba programado. Sobre la torcedura de tobillo de la heredera, no se han ofrecido más detalles.

Publicidad

Antes de aparecer ante la prensa en el jardín de la finca De Horsten, Máxima ha sido sometida a una nueva revisión médica que al parecer ha resultado satisfactoria ya que su presencia en el posado familiar ha estado en el aire hasta el último momento.

El Rey Guillermo Alejandro se ha mostrado sonriente durante la sesión fotográfica y ha querido quitarle importancia a la lesión de la princesa Amalia. Los Reyes de Holanda han posado en el jardín de su domicilio, en la localidad de Wassenaar, junto a sus tres hijas, Amalia, Alexia y Ariane. Además, no ha faltado la compañía de su perro, un miembro más de la familia real.

Lo más popular

Máxima de Holanda sufrió una caída el pasado viernes y a causa de la misma padecía una leve conmoción cerebral. Este miércoles, el médico le recomendó reposo: ''Deberá tomárselo con calma en los próximos días'', según informó un portavoz del Servicio de Información del Gobierno.

El incidente se produjo en Wassenaar, donde residen los Reyes. El periódico holandés 'De Telegraaf' insinuó que el accidente pudo producirse en el domicilio real, la finca De Horsten, en la vía pública o en otro lugar de la ciudad.

Pese a la caída, la Reina participó este lunes, en la recepción oficial al presidente griego Prokopis Pavlopoulos, que tuvo lugar en el Palacio Noordeiende de La Haya, aunque le dolía la cabeza. Por ello, los medios de Holanda están barajando la posibilidad de que su estado de salud haya empeorado desde entonces.

''La Reina tiene que descansar de verdad. Ha estado cinco días haciendo su rutina pese a tener conmoción cerebral. Ahora es momento de que de verdad repose, de lo contrario la recuperación puede ser larga'', explicó el Rey Guillermo Alejandro a la salida de su último acto oficial. No obstante, el marido de Máxima de Holanda ha destacado que su esposa ''se encuentra bien''.