Marta Luisa de Noruega y Ari Behn se separan tras 14 años de matrimonio

La pareja real ha decidido poner fin a su relación, tal y como ha informado la casa real de Noruega.

Lo más popular

La princesa Marta Luisa de Noruega y su esposo, el escritor Ari Behn, han anunciado su divorcio después de catorce años de matrimonio y tres hijas en común, a través de un comunicado emitido por la casa real Noruega.

Publicidad

La hermana mayor del heredero Haakon y su esposo mantendrán la custodia compartida de sus tres hijas, Maud Angelica, de 13 años; Leah Isadora, de 11, y Emma Tallulah, de 7. A ambos les da mucha tristeza poner fin a su matrimonio, sin embargo creen que es lo mejor. ''La vida no va sobre ruedas. Eso es algo de lo que Ari y yo nos hemos dado cuenta'', dijo la primogénita del rey Harald en el comunicado oficial.

Lo más popular

La princesa se siente muy culpable por romper la unidad familiar, tal y como ha manifestado: "Es horrible ver que no hay nada más que hacer, que hemos probado todo durante mucho tiempo. Que aún así no podamos encontrar los puntos en común como antes, lo que hace imposible seguir juntos''.

Los sonados escándalos de Ari Behn

El escritor danés, que llevaba casado desde 2002 con la princesa Martha Luisa, ha estado involucrado en varios escándalos en los que se ha puesto en entredicho a la casa real Noruega.

Primero se le vio pasear por las calles de Londres con pintas de vagabundo y después se disfrazó de Drag Queen para irse de fiesta con Carmen de Mairena en Barcelona. Situaciones que la familia real noruega ha justificado alegando que él no era un miembro de la familia real.

Sin embargo, además de avergonzar a sus suegros, puso en duda su matrimonio al ser pillado en actitud cariñosa con una rubia. El pasado 23 de noviembre de 2015 hubo una fiesta a la que Ari acudió y tuvo la genial idea de hacerse fotos en actitud muy provocativa con Marna Hauguen, una conocida bloguera y youtuber.

Marna, al día siguiente, publicó las fotografías en su blog creando un gran revuelo en su país, tanto que tuvo que acudir a la televisión para explicar las imágenes -en una de ellas aparece Ari lamiendo su pecho-. ''Las cosas se han sacado de contexto, era sólo una broma de amigos, no un acto sexual'', fueron las palabras con las que se justificó la bloguera.