La 'princesa triste' sonríe ante el futuro incierto de su marido

Masako, apodada como la 'princesa triste', ha vuelto a mostrar su sonrisa, vista en contadas ocasiones desde que contrajo matrimonio con el príncipe japonés Naruhito. Ante su inminente salida de vacaciones, la familia al completo se ha mostrado feliz a pesar del incierto futuro que corre el príncipe a causa del deseo de abdicar del emperador Akihito por problemas de salud.

Lo más popular

La princesa Masako, mujer del príncipe heredero japonés Naruhito, apodada como la 'princesa triste', ha mostrado su sonrisa tras unos años en los que ha estado sumida en una profunda tristeza y depresión debido al estrés producido, entre otras cosas, por no poder darle un hijo varón a su marido.

Desde que se casó con Naruhito, su personalidad cambió y la presión de su posición en una de las monarquías más rígidas del mundo fue más fuerte que ella, hasta su marido tuvo que salir en su defensa para que las críticas hacia su esposa parasen ante tal situación. Finalmente, Masako dio una hija al príncipe, Aiko, por lo que ésta no será sucesora de su padre, ya que en Japón, solo pueden heredar el trono los hijos varones.

Publicidad

La princesa Masako, su marido y su hija Aiko han comenzado sus vacaciones, motivo por el que hemos visto de nuevo una sonrisa que los japoneses ven en contadas ocasiones. La familia al completo, recibida por un gran número de ciudadanos, se han dirigido a una estación de tren para poner rumbo a la villa imperial Suzaki, donde disfrutarán de cinco días de descanso.

El príncipe Naruhito, hijo del emperador Akihito (82), ha querido poner tierra de por medio ante la situación política que se viene encima en Japón. Su padre, con grandes problemas de salud (operado de cáncer de próstata en 2003 e intervenido de un baipás coronario en 2012), ha expresado la dificultad que tiene para ejercer como emperador con el siguiente mensaje televisivo: "Me preocupa que pueda convertirse en algo difícil para mi asumir mis responsabilidades como símbolo del Estado, tal y como he venido haciendo hasta ahora".

Lo más popular

Así, el emperador quiere abdicar en su hijo, aunque la constitución japonesa no admite ni contempla la abdicación o sucesión del Trono del Crisantemo en vida. Ante esta situación, tanto el gobierno del país como Akihito se encuentran en una delicada situación.

Si finalmente el gobierno -tras estudiar cuidadosamente la petición del emperador- decide hacer frente a esta petición, Japón contará con uno de los emperadores más preparados, pues es licenciado en Historia en la universidad de Oxford y sabe varios idiomas (japonés, chino, inglés, alemán y un poco de español).