Beatrice Borromeo celebra su cumpleaños más agridulce

​La esposa de Pierre Casiraghi cumple 31 años en un verano marcado por la pérdida de su abuela, la condesa Marta Marzotto​.

Lo más popular

Beatrice Borromeo celebra este jueves su 31 cumpleaños, el más agridulce para la esposa de Pierre Casiraghi. A pesar de que entró en la treintena dando el 'Sí quiero' al hijo de Carolina de Mónaco en una boda de cuenta de hadas, la periodista sufrió uno de los golpes más duros de su vida el pasado 29 de julio: la pérdida de su abuela, la condesa Marta Marzotto.

El fallecimiento de su abuela, con la que Beatrice mantenía una relación muy estrecha y especial, coincidió con su primer aniversario de boda. Borromeo fue la encargada de anunciar la muerte de Marzotto en su perfil de Twitter con una imagen de su abuela, acompañada de unas escuetas palabras de despedida: ''Adiós abuelita mía''.

Publicidad

Además, su relación con Casiraghi ha sufrido varios altibajos debido a los constantes rumores de infidelidad por parte del hijo de Carolina de Mónaco, aunque la pareja sigue demostrando que su matrimonio va viento en popa.

Lo más popular

De hecho, cuando Pierre se enteró de la muerte de la abuela de su esposa se encontraba en Palma de Mallorca para participar en la Copa del Rey de Vela, pero no dudó en coger un vuelo de urgencia para arropar a Beatrice en el funeral. Después, Borromeo apoyó a su marido durante las regatas, a pesar de que no se encontraba bien anímicamente por la pérdida.

Por si fuera poco, el matrimonio tuvo que hacer frente a dos percances. Beatrice tuvo un accidente de tráfico en Milán, en el que se fracturó la pierna izquierda. Por su parte, su marido protagonizó un accidente mientras navegaba a bordo de un catamarán al chocar contra otra embarcación. El trágico suceso fue comparado con el que le costó la vida a su padre, el también regatista Stéfano Casiraghi. Afortunadamente, Pierre salió ileso.

Sin embargo, los 31 años suponen una nueva etapa en la vida de Beatrice y seguro que pronto, la nuera de Carolina de Mónaco vuelve a sonreír junto a Pierre Casiraghi. ¡Felicidades!