Una grave artrosis impide a la reina Margarita viajar a Chile

La soberana danesa se ha visto obligada a cancelar su viaje a Chile para una visita de Estado, que estaba prevista para mediados de marzo, debido a la grave artrosis que sufre.

Tiene que sufrir algo grave y muy doloroso para que la reina Margarita II de Dinamarca haya tenido que cancelar un acto que estaba programado desde hacía casi un año. Las razones que daba el comunicado de la Casa Real, que se hizo público el sábado por la mañana, no dejaban lugar a dudas: "Los médicos consideran que las muchas horas del vuelo, combinado con las exigencias y expectativas que supone realizar una visita de Estado, además de la actual situación del tratamiento que recibe, sería demasiado pesado para que la reina intente llevar a cabo el viaje".

Publicidad

A sus 72 años, la reina Margarita y su marido, el príncipe consorte Henrik de Monpezat, de 78, ya no tienen salud para poder aguantar un viaje tan largo que les llevaría a la otra punta del planeta. La artrosis se ha ido cebando con la soberana a través de los años. Primero, las rodillas, donde le implantaron unas prótesis en dos operaciones. Después, la espalda, que, tras una primera operación, sigue sin mejorar.

Lo más popular

Margarita ya estaba bastante afectada en enero cuando tuvo que asistir a las distintas recepciones de año nuevo en el palacete de Christian VII, en el complejo real de Amalienborg de Copenhague. Allí recibió a las autoridades y al cuerpo diplomático sentada y tras tomar analgésicos porque no podía estar tanto tiempo de pie.

La artrosis afecta la parte superior de la espalda de la reina, cerca del cuello, pero sobre todo lo peor está en la zona lumbar (artrosis lumbar), que también le afecta a la cadera. En estas condiciones, las declaraciones de los especialistas lo han dejado claro: no aguantaría estar 22 horas de viaje en un avión y mucho menos asistir después a los actos programados.

A pesar de la cancelación del viaje no se ha anulado la visita oficial, entre los días 10 y 15 de marzo, dado que será el príncipe heredero Federico y su esposa, la princesa Mary, los que ocuparán el lugar de la soberana en esta visita de Estado a Chile.

Federico y Mary volarán acompañados de los directivos de 50 empresas danesas, cuya finalidad es estrechar los lazos comerciales con el país andino. En este viaje, la pareja de príncipes herederos visitarán la capital, Santiago; Valparaíso y el norte de Chile.