Charlène de Mónaco enseña reanimación a los más pequeños

​La princesa muestra su lado más maternal y dulce en su labor de embajadora de buena voluntad.

Lo más popular

Charlène de Mónaco ha querido adelantarse al Día mundial de los Primeros auxilios (que se celebrará el próximo 17 de septiembre) para rodearse de niños y enseñarles cómo deben reanimar a una persona. Y lo ha hecho como embajadora de la buena voluntad de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, en un entrañable evento que tuvo lugar en la sede de las Naciones Unidas de Génova.

La princesa de Mónaco mostró su preocupación por la seguridad de los más pequeños
Publicidad

Demostrando su lado más entrañable y cercano, la princesa de Mónaco enseñó, con ayuda de un maniquí, cómo se debe realizar la reanimación cardiopulmonar en caso de necesidad. Además, preocupada por la seguridad y bienestar de los más pequeños de la sociedad, Charlène expresó su más firme deseo de que las escuelas implementen estudios de primeros auxilios en sus programas docentes.

Charlène de Mónaco usó un maniquí de un niño para realizar la reanimación cardiopulmonar
Lo más popular

Recordemos que Charlène es madre y siente una especial preocupación por la seguridad de los más pequeños, ya que considera que estos son "particularmente propensos a los accidentes". Además, la princesa considera que dichos conocimientos son imprescindibles en la vida de niños y adultos.

Unos pendientes de perlas fueron el complemento más destacado de su look

Aunque estamos acostumbrados a ver a la princesa destacar por su elegancia, en esta ocasión Charlène de Mónaco quiso centrarse en su labor social, mostrando su lado más cercano y su faceta más maternal.

El momento más emotivo llegó cuando mostró su preocupación por la seguridad de los más pequeños en un discurso en el que la princesa de Mónaco destacó por la sencillez de su look, que se compuso de un polo con las insignias de la Cruz Roja y la Fundación Princesa Charlène de Mónaco.