Las anécdotas del esperado bautizo de Alexander de Suecia

Carlos Felipe y Sofía de Suecia viven uno de sus momentos más emotivos como padres.​

Lo más popular

Los príncipes Carlos Felipe y Sofía de Suecia han bautizado a su hijo Alexander, a quien colmaron de mimos y atenciones en una entrañable y emotiva reunión familiar que reunió a los personajes más destacados de la sociedad de Suecia.

Alexander posa junto a sus padres y sus padrinos
Publicidad

El evento, que tuvo lugar el pasado viernes en el Palacio de Drottningholm, reunió a toda la Familia Real sueca al completo, que no quiso perderse el día más importante en la vida del pequeño Alexander, y demostrando la gran unidad familiar que conforman, pasearon todos juntos, cediendo todo el protagonismo a Carlos Felipe y Sofía, que sostenían con amor a su hijo.

El pequeño Alexander encabezó el paseo hasta el Palacio de Drottningholm
Lo más popular

De blanco, como su madre, el pequeño Alexander demostró sentirse en lo más cómodo en los brazos de su mamá, donde pasó gran parte del tiempo, totalmente inmune a la gran expectación levantada a su alrededor.

Los príncipes Carlos Felipe y Sofía se deshacían en mimos con su hijo

Otros pequeños royals que enamoraron a los presentes fueron Estela y Óscar, los hijos de Victoria y Daniel de Suecia. Y muy en especial la joven Estela que decidió emular a su mamá y optó por ponerse un vestido en el mismo tono rosa que su madre.

Victoria de Suecia posó junto a su familia

Quienes también hicieron las delicias de todos fueron Leonor y Nicolás, los hijos de Magdalena de Suecia y Christopher O´Neill, que posaron en brazos de sus padres, atentos y pendientes de cada uno de los detalles de la ceremonia.

Aunque el gran protagonista fue el pequeño Alexander de Suecia, que recibió los mimos y atenciones de los invitados, entre los que destacaron los abuelos del joven Duque de Söderman, los reyes de Suecia y padres de Carlos Felipe, Carlos XVI Gustavo y Silvia de Suecia, y los padres de Sofía, Erik y Marie Hellqvist, que caminaron juntos hasta el Palacio de Drottningholm, donde tuvo lugar el bautizo.

Los abuelos del pequeño Alexander

El momento más emotivo llegó cuando, durante la ceremonia, Sofía pronunció el nombre de su hijo, "Alexander Erik Hubertus Bertil", momento en el que se le dedicó una bendición al pequeño. También muy emotivo fue el momento en el que el padre de Alexander y las dos hermanas de Sofía dedicaron unas lecturas al joven protagonista del día, emocionando a los presentes y formando ya parte de uno de los momentos más especiales de la vida de los príncipes Carlos Felipe y Sofía, que no dejaron de sonreír en todo momento, demostrando así el feliz momento que viven.