Friso de Holanda "probablemente nunca recuperará el conocimiento"

El príncipe Friso, segundo hijo de la reina Beatriz de Holanda, se encuentra en estado muy grave, en coma con respiración asistida, trasel grave accidente que sufrió el pasado 17 en la estación de esquí de Lech en Austria. Los médicos dudan de su recuperación.

El príncipe Friso de Holanda, de 43 años, "no reanudará probablemente nunca el conocimiento" han confirmado fuentes médicas del Hospital de la Universidad de Innsbruck donde se encuentra ingresado. "No podemos decir con certeza si reanudará algún día el conocimiento. Pase lo que pase, la rehabilitación neurológica tardará meses, incluso años", ha dicho Wolfgang Koller, jefe de la unidad de atención de trauma de este centro médico.

Publicidad

Un gravísimo accidente
 El segundo hijo de la reina Beatriz de Holanda permenece ingresado en la UVI en estado muy grave, en coma con respiración asistida desde que el pasado viernes, 17 de febrero, sufriera un accidente cuando esquiaba junto a unos amigos en en la estación de Lech, en Austria. Tras el accidente quedó sepultado por la nieve durante unos 20 minutos, tiempo en el que podría haberse quedado sin oxígeno. Además, cuando lo rescataron, su temperatura corporal era de sólo de 32 grados.

Lo más popular

El prícipe Friso fue trasladado en helicópero al hospital y reanimado durante casi una hora, pese a lo cual podría ser insuficiente para su recuperación: "50 minutos de reanimación es mucho, mucho tiempo, se puede decir que demasiado... se hizo evidente que la falta de oxígeno podría haber derivado en un daño masivo en el cerebro del paciente", ha indicado Wolfgang Koller.

¿Una imprudencia?
Al parecer, el príncipe Friso podría haber estado esquiando fuera de pista en el momento de sufrir el accidente. Fue el único herido del grupo.

La Casa Real holandesa emitía tras el accdidente este comunicado:

"Este viernes Su Alteza Real el príncipe Friso fue víctima de un alud en la estación de esquí de Lech. El príncipe se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital de Innsbruck, en Austria. Según el último parte médico, el príncipe Friso está estable pero no fuera de peligro".