El príncipe Enrique refugia a su novia tras el revuelo mediático

​Meghan Markle se esconde de la prensa en el Palacio de Kensington.

Lo más popular

Pocos días después de saltar la noticia de que Meghan Markle es la novia de Enrique de Inglaterra, la joven se ha visto abrumada por la atención recibida por parte de la prensa y quienes la rodean. Por todo ello, Enrique se ha visto en la obligación de refugiar a su novia en el Palacio de Kensington, lo que es un indicativo de que la relación es seria y formal.

El jueves se hizo pública la noticia de que la nueva novia del príncipe Harry, Meghan Markle, de 35 años, se había tomado la semana de trabajo libre en la serie en la que aparece, 'Suits'. Y hoy se ha revelado la razón de esa decisión: se está refugiando de los medios con el Príncipe Harry en el Palacio de Kensington. O al menos eso revelan unas fotografías publicadas por los medios ingleses, donde se ve cómo, tras un día de compras, Markle accede al Palacio de Kensingtonpor la puerta trasera, para permanecer el resto del día allí.

Publicidad

Otro dato que sirve para comprobar que la pareja va en serio es la demanda de Harry a los medios, donde apelaba para que la prensa y el público respetaran a su novia, poco después de que un fotógrafo intentara entrar en el jardín de ésta.

Lo más popular

Además, el príncipe Harry, de 32 años, emitió una declaración pública sin precedentes en la que acusó a varios entes de abuso racista en su relación con su nueva novia americana, que tiene un padre blanco y un padre negro.

Harry lamentó en su carta su incapacidad para proteger a su nueva novia, y llevarla al palacio es ciertamente una forma de hacerlo. Como huésped de una residencia real, se beneficiaría automáticamente de la protección policial existente de la propiedad. Así pues, parece que Enrique siente auténtica devoción por su novia, a la que intenta proteger de cualquier molestia.