El prometido de la princesa Magdalena no quiere ser príncipe de Suecia

Christopher O'Neill, empresario norteamericano que se casará el 8 de junio con la princesa Magdalena de Suecia, renuncia a los títulos de Príncipe y Duque que le corresponderían por ser el marido de la hija pequeña de los Reyes suecos. Tampoco quiere tener la nacionalidad sueca.

Lo más popular

El comunicado que la Casa Real sueca ha hecho público este viernes 17 de Mayo es muy escueto, pero deja claro que Christopher O'Neill renuncia a los títulos y honores que le corresponderían tras su boda con la princesa Magdalena de Suecia, y decide mantener sus negocios, además de la doble nacionalidad, la norteamericana y la británica, que hasta ahora tiene.

Firmado por Svante Lindqvist, Mariscal del Reino, que en España equivale a Jefe de la Casa Real, el comunicado dice textualmente:

Publicidad

El señor Christopher O'Neill es y seguirá siendo ciudadano de los EE.UU y tiene la intención de continuar con sus actividades empresariales como hasta ahora, después que se haya casado con S.A.R la princesa Magdalena. Según la política de la Casa Real, un miembro de la Familia Real debe ser un ciudadano sueco y no tener un puesto de responsabilidad empresarial. Esto significa que el Sr. Christopher O'Neill - de acuerdo con estos principios - no puede ostentar el título de S.A.R Príncipe de Suecia y tampoco el de Duque de Gästrikland y Hälsingland.

Lo más popular

Debido a estas condiciones, el señor Christopher O'Neill solicita respetuosamente seguir siendo un ciudadano privado y que no le sea otorgado ninguna dignidad  real.

Svante Lindqvist
Mariscal del Reino

Las primeras reacciones de los grupos más acérrimos de monárquicos suecos ha sido considerar la decisión de Christopher O'Neill como un desprecio a la monarquía y su país. Otros lo ven de otra forma, como los republicanos, que aunque son pocos, aplauden al prometido de la princesa porque demuestra que no necesita vivir a cuenta de su mujer, ni depender del dinero que el Rey le pueda dar de su asignación.

En Suecia sólo el Rey recibe asignación de Estado, no su mujer ni sus hijos. Lo que está claro es que el hecho que Christopher O'Neill no tengan la nacionalidad sueca tras su matrimonio con la princesa Magdalena, ni que tampoco sea príncipe ni duque, afectará a las actividades protocolarias y de representación de la Casa Real.

Según Bertil Ternert, jefe de Prensa de la Casa Real, el marido de Magdalena "naturalmente que participará en algunos actos y en otros no. En realidad él decidirá" Dick Harrison, profesor de historia, no le sorprende la decisión de Chris O'Neill de renunciar a los títulos y dice que se tratará de 'Herr' (señor), como en el caso de Tord  Magnuson, casado con la princesa Christina y por tanto cuñado del rey Carlos Gustavo, que se le trata de 'Herr' (Señor) en actos oficiales.