La hermana de Kate Middleton no quiere que nadie le robe el protagonismo en su boda

​La hermana de la duquesa de Cambridge ha adoptado una nueva medida en cuanto a su enlace con James Matthews se refiere, y es que sólo podrán asistir a su boda todos aquellos que hayan pasado por el altar. Así, deja fuera de su lista de invitados a la novia del príncipe Enrique, Meghan Markle.

Lo más popular

Pippa Middleton, hermana de Kate, futura reina de Inglaterra, pasará por el altar el próximo 20 de mayo junto al financiero James Matthews y la última decisión sobre su enlace no ha dejado indiferente a nadie. La hermana de la duquesa de Cambridge ha decidido que para asistir a su boda, los invitados tienen que cumplir un requisito indispensable, haber pasado por el altar.

Al parecer, Pippa ha adoptado esta medida aceptada por su madre, Carole y su hermana Kate para evitar que la novia del príncipe Enrique, la actriz Meghan Markle, pueda asistir a su enlace y formar un "caos innecesario" y por supuesto, no robarle el protagonismo a la novia en este día tan importante.

Publicidad

Hace unos días, el príncipe Enrique y Meghan asistieron a la boda del empresario Tom Inskip (gran amigo del príncipe desde el colegio) y Lara Hughes-Young y la actriz acaparó todos los focos, convirtiéndose en el centro de atención. Pippa no quiere que esto ocurra en su boda, por lo que ha tomado una decisión que sin duda ha sido y será muy comentada.

Pippa y James contraerán matrimonio en la iglesia Saint Mark, un templo del pueblo Englefield, situado en el condado de Berkshire, donde viven sus padres, Michael y Carole Middleton. Tras la ceremonia, la recepción tendrá lugar en el jardín de la casa de éstos y les acompañarán en torno a unos 150 invitados.

More from Diez Minutos: