El hijo de Kate, un príncipe sin apellido que generará 284 millones

A las 16.24 hora inglesa nacía el primer hijo de los duques de Cambridge, un varón que podría generar 284 millones con la venta de desde pijamas y camisetas hasta móviles bajo el logotipo de "bebé real". Convertido en el tercero en la línea de sucesión a la corona británica, el hijo de Kate y Guillermo recibirá el título de Príncipe y no necesitará llevar apellido. Te descubrimos las 20 curiosidades que han rodeado su nacimiento.

Lo más popular

El primer hijo de los duques de Cambridge llegaba al mundo el lunes 22 de julio a las 16.24 horas inglesa. Kate Middleton daba a luz a su primer bebé, un varón que pesó 3,79 kg. Hasta que en Inglaterra, a las 20.30 horas, no se hacía público su nacimiento, se deconodía el sexo de bebé. La expectación por saber si era un niño o una niña era máxima, aunque las leyes de sucesión garantizan, desde el pasado abril, que no hubiese discrimación ya que ahora los varones no podrán preceder a sus hermanas en la línea de sucesión. Se rompe así con una tradición histórica desde hace 300 años. Pero son muchas más las curiosidades o anécdotas que han rodeado el nacimiento de este "bebé real".

Publicidad

1. El hijo de Guillermo de Inglaterra, tercero, por detrás de él y su padre Carlos, en la línea de sucesión a la corona británica, recibirá el título de Príncipe pero no necesitará llevar apellido. Sin embargo, si sus padres quisiesen, podrían optar por ponerle Cambridge, Gales o Mountbatten-Windsor.

2. El "bebé real" llegaba al mundo en Lindo Wing, el ala privada del hospital Saint Mary. Allí nació hace 31 años Guillermo de Inglaterra -y su hermano Enrique-, convirtiéndose en el primer heredero que nacía en un hospital en vez de en Buckingham Palace. De esta manera, su primogénito ha seguido sus pasos. La habitación en la que ingresaba Kate vale 6.400 euros la noche.

Lo más popular

3. Con la llegada del primer hijo de Kate y Guillermo, ésta es la primera vez que en el reino de Inglaterra coinciden cuatro generaciones de la reina y sus herederos vivos: Isabel II, Carlos, Guillermo y el nuevo bebé.

4. La duquesa de Cambridge llegaba al hospital londinense a las seis de la mañana hora local, por lo que tardó casi 10 horas en dar a luz a su primer hijo. La mamá primeriza tardó varias horas menos que la princesa Diana de Gales cuando daba a luz su hijo Guillermo, pues fueron 15 horas.

5. Como manda el protocolo, Guillermo llamó a su abuela para comunicarle la noticia. Después, un mensajero llegó al palacio de Buckingham para anunciar oficialmente a la reina Isabel II el nacimiento de su bisnieto y colocar un cartel en un caballete que avisaba de la llegada del bebé.

6. Tras el parto de Lady Di, los británicos tardaron una semana en conocer el nombre de su futuro rey, Guillermo. Tampoco conocemos cuál será el nombre del bebé, sólo que es un varón. Los que más suenan son Jorge y Eduardo.

7. Kate Middleton tuvo un parto natural, por deseo expreso de la madre, y tuvo muy cerca a su madre, Carole Middleton, y a su hermana Pippa. El nacimiento estuvo supervisado por dos ginecólogos: el exginecólogo de la reina Isabel II, Marcus Setchell, y por su ginecólogo actual, Alan Farthing.

8. Guillermo de Inglaterra, que también estuvo presente en el nacimiento de su heredero y ha dormido con su mujer la primera noche, ha optado por pedirse una baja de paternidad de dos semanas. La baja de la duquesa de Cambridge se desconoce, y será personal.

9. La llegada de un nuevo miembro de la familia real británica se celebra con 41 disparos realizados por la Tropa de Artillería Real en Green Park y 62 disparos más en la Torre de Londres. Y de tal modo ocurría en la tarde del 22 de julio, cuando nació el nuevo heredero de los ingleses.

10. El mundo se paraba el pasado 13 de julio, cuando supuestamente salía de cuentas Kate. Sin embargo, y aunque la expectación mediática era enorme, la fecha podía haber dado lugar a error ya que los duques dijeron que esperaban a su hijo a mediados de julio pero no dieron indicaciones concretas.

11. A sus 31 años, la duquesa de Cambridge ha dado un heredero a los Windsor conforme a las expectativas reales, que comprenden unos dos años después de haberse casado. Kate se daba el "sí, quiero" con el nieto de Isabel II el 28 de abril de 2011.

12. Londres, que espera incrementar su número de turistas, se ha convertido en una fiesta. La ciudad esperaba con ansia la llegada del heredero, y tras conocerse la noticia se iluminaron varios de los edificios emblemáticos de la capital británica, como el London Eye, que brilló con luces azules, rojas y blancas. Las fuentes de la plaza de Trafalgar -imagen inferior- también se tiñeron de azul, como ocurrió cuando nació su abuelo, el príncipe Carlos, una fría noche de noviembre, en 1948. También desde la Marina rindieron homenaje a su futuro rey formando los militares la palabra niño en inglés, "boy".

13. Aunque aún es pronto, ya se habla del bautizo. Para el evento, el "bebé real" se vestirá con una réplica de un faldón de encaje honiton y satín blanco usado desde 1841. La pieza original, que aún se conserva, fue usada por primera vez en el bautizo de la princesa Victoria Adelaide Mary. Posiblemente recibirá las aguas bautismales en la sala de música del palacio por el Arzobispo de Canterbury, igual que su padre y su abuelo.

14. Kate pasó los últimos días de su embarazo, junto a Guillermo, en la casa familiar que los Middleton tiene a 80 kilómetros de Londres, en Buckleburry. Allí es precisamente donde el bebé pasará las primeras semanas junto a su madre, por deseo expreso de Kate. Y es que la mujer del príncipe Guillermo ha conseguido que Isabel II le permita instalarse durante seis semanas en casa de sus padres para encargarse personalmente de su bebé.

15. Guillermo y Kate quieren hacerse cargo de la educación de su bebé y será el primer Windsor que no sea criado por una nanny. Sólo cuentan con una niñera a media jornada para compaginar su paternidad con sus obligaciones.

16. Los primerizos papás, aunque según aseguró al casa real británica preferían no conocer el sexo de su bebé hasta el nacimiento, ya habían hecho las primeras compras para su retoño, entre ellas un cochecito Bugaboo azul que cuesta 1.000 libras.

17. El nacimiento del bebé de Kate y Guillermo podría generar más de 285 millones de euros. Con el logotipo de "bebé real" se podrán comprar desde pijamas y camisetas hasta móviles y se espera que los ingleses inviertan, no sólo en tener un recuerdo del evento, también en celebrarlo. La madre de la criatura también llegó con un pan debajo del brazo a la familia real, ya que las donaciones recibidas se multiplicaron por diez.

18. Las puertas de hospital Saint Mary han estado más de un semana abarrotas de medios de comunicación y curiosos que han querido vivir la noticia desde cerca. Tanta era la expectación que en las puertas del centro hospitalario, además de decenas de cámaras, se colocaron varias pizarras donde los ingleses apostaron si sería niño o niña y cuál sería el nombre que recibiría.

19. Se da la casualidad de que el bebé ha nacido en el día más caluroso en años, con 33 grados en Londres, y que cuando Kate rompió aguas se dio una de las tormentas más esperadas, pues hacía semanas que, frente a lo habitual, no llovía en Londres.

20. Hay a quien no le interesa esta noticia, es por eso que el diario británico "The Guardian", de gran tirada en Inglaterra, ha creado una versión "republicana" de su página web para aquellos que no estén interesados en seguir la cobertura del nacimiento del "bebé real". Los lectores sólo tienen que pulsar una pestaña en la que pone: "¿republicano?", para que desaparezca todo lo relacionado con esta noticia.