Meghan Markle, la novia del príncipe Harry, sí estuvo en la boda de Pippa

La invitada más esperada del enlace del año en Gran Bretaña, con permiso de la duquesa de Cambridge, estuvo en la celebración, aunque las cámaras no la captaron como se deseaba.

Lo más popular

No pudo ser. La invitada más esperada de la boda de Pippa Middleton con James Matthews no se dejó ver y por tanto, no hubo confirmación "oficial" de su relación con el príncipe Harry.

Meghan Markle, la actriz que ha conquistado el corazón de Harry, aterrizó el martes pasado en Londres procedente de Estados Unidos para acudir al enlace de Pippa Middleton el sábado 20 de mayo y todo apuntaba a que habría foto de la pareja llegando juntos a la iglesia.

Publicidad

Sin embargo, la actriz no acudió a la ceremonia religiosa, si no que fue directamente al lugar de la celebración y no se dejó ver en ningún momento.

Hace unos días la parea fue fotografiada besándose muy acaramelada en un partido de polo en Ascot, y todo apuntaba a que se dejarían ver juntos durante la boda del año, lo que formalizaría de alguna manera el noviazgo.

Meghan Markle en Ascot viendo un partido de polo.
Lo más popular

Sin embargo, la esperada foto no tuvo lugar y la única muestra de que la novia de Harry estuvo en la boda fue el testimonio de los pocos invitados a la boda y una imagen de mala calidad de Harry y Meghan llegando a la celebración en un coche que conducía él y que ha publicado el diario Daily Mail.

Según se ha sabido, fue el propio Harry el que fue a recoger a su novia en coche después de la ceremonia religiosa hasta el palacio de Kensington, conduciendo más de 160 km para llegar juntos a la finca de los Middleton, lugar donde tuvo lugar la celebración.

Meghan Markle llegó a justo a tiempo para ver el vuelo de un avión Spitfire de la Segunda Guerra Mundial que los novios tenían preparado para sorprender a sus invitados a la boda.

No se sabe si Meghan no se dejó ver para no robar protagonismo a la novia, Pippa Middleton, o simplemente, la familia real de Harry todavía no quiere hacer oficial la relación.