El príncipe Jorge será bautizado el 23 de octubre en la Capilla Real de Saint James

Un portavoz del palacio de Kensington, residencia oficial de los duques de Cambridge, ha anunciado que el bautizo del príncipe Jorge tendrá lugar el próximo 23 de octubre en la Capilla Real del palacio de Saint James.

Los duques de Cambridge ya han comenzado los preparativos el bautizo de su hijo Jorge Alejandro, ceremonia en la que se reunirán los familiares y amigos más cercanos de la pareja y podremos ver a las cuatro generaciones de la Familia Real británica juntas: la reina Isabel, y los príncipes Carlos, Guillermo y Jorge.

“Su alteza el duque y la duquesa de Cambridge se complacen en anunciar el bautizo del príncipe Jorge, que se llevará a cabo el miercoles 23 de octubre en la Capilla Real del Palacio de Saint James. El príncipe Jorge será bautizado por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby,” afirmaron los representantes de la casa real británica en un comunicado.

Publicidad

Fuentes cercanas a la familia real aseguran que Guillermo y Kate decidieron hacerlo en la Capilla Real en vez de en el Palacio de Buckingham porque consideraban que era lo correcto.Este legendario lugar guarda actualmente los restos de la princesa Diana y también fue donde el cantante Elton John decidió bautizar a su primer hijo.

La revista 'Us Weekly' asegura que será una ceremonia íntima con aproximadamente 60 invitados y se espera que el evento comience a las 11 de la mañana.Durante la ceremonia, el arzobispo pedirá a los duques y a los padrinos del príncipe que se pongan delante de la fuente de Lily, una reliquia que data de hace 172 años y que contiene agua del rio Jordán con la que Jorge será bautizado.

Lo más popular

Aunque los padrinos no han sido oficialmente anunciados, valga el dato de que tanto Guillermo como su hermano Harry tuvieron en su momento seis cada uno.El bebé real seguirá la tradición de sus ancestros y durante su bautizo llevará un traje de seda que fue originalmente confeccionado para el hijo de la reina Victoria, el rey Eduardo VII. La reina Isabel encarcó en 2008 una réplica de este legendario traje.

Posteriormente los invitados asistirán a una recepción cuyo lugar aún no se ha desvelado.