La última salida de tono de Henrik de Dinamarca

​El marido de la reina Margarita tiene una extraña petición para la hora de su muerte.

No son buenos tiempos para la Familia Real danesa, el delicado estado de salud del príncipe Henrik, que permanece ingresado desde hace una semana en el hospital de Copenhague, mantiene en vilo a la reina Margarita.

Mientras disfrutaban de su descanso estival en Francia, el príncipe comenzó a quejarse de un fuerte dolor en la pierna derecha -de la que fue operado en julio por un problema vascular- y tuvo que ser trasladado de urgencia a Dinamarca.

Publicidad

Aunque muchos dudan de la gravedad de su enfermedad, pues entre su pueblo es conocido como el "consorte llorón" y es que sus berrinches reales son de órdago. Y no hay que remontarse muy lejos para encontrar su última "salida de tono". A principios de agosto dijo que no quería ser enterrado junto a su mujer en el Panteón Real de la catedral de Roskilde y es que su petición es muy clara: "O me hacen Rey o que me entierren lejos de la Reina". Sin duda Henrik no tiene pelos en la lengua y así de sincero fue en una entrevista que le hicieron para un seminario danés, pues desde lo que califican como "sus delirios de grandeza", el esposo de la reina Margarita cree que nunca se le ha tratado como debería.